19 Nov VIAJAR CON NIÑOS NUNCA ES FÁCIL, PERO SIEMPRE VALE LA PENA

Sobre viajar con niños bien está el dicho…más vale prevenir que curar y en materia de seguridad no hay aprehensiones suficientes. Por eso en Revolución Mamá, conoce cómo planificar un viaje seguro en auto y que tus niños lo recuerden para siempre.

Viajar es un placer, pero todos los que tenemos niños sabemos que no es sencillo salir de vacaciones ni mucho menos recorrer grandes distancias con ellos. Una buena planificación y organización pueden hacer la diferencia entre el pasarlo increíble o querer volverse a los 5 minutos.

Parte de los factores que hay que considerar es la seguridad a bordo, concepto que incluye mucho más que la sola silla de auto. La entretención, respetar hábitos de sueño y alimentación, la comodidad y evitar la ansiedad de los pequeños, sólo suman puntos para un viaje tranquilo y sin contratiempos. Acá en Revolución Mamá damos 5 tips que toda mamá debe saber.

1.- Seguridad: Los organismos que velan por la seguridad automotriz recomiendan que los menores de 12 años viajen en el asiento trasero del auto, con el sistema de retención infantil adecuado a su edad y peso. Los que pesan menos de 18 kilos deben tener una silla de seguridad (nido o butaca), y los que pesan entre 18 y 36 kilos deben constar con un alzador que les permita utilizar el cinturón de seguridad del auto, el cual debe pasar por sobre la clavícula y caderas del niño. Procura instalar correctamente la silla (que no se mueva más de 2,5 cm.) y al abrochar los arneses, que éstos se ajusten al cuerpo, dejando un dedo de espacio entre la correa y su pecho.

2.-Evítales la ansiedad: háblales del viaje con anticipación. A los niños les gusta saber lo que está pasando y si conocen la razón de la aventura, probablemente van a aceptar mejor las horas de camino. Saber que el largo viaje va a terminar en la casa de esos primos queridos o en el castillo de Disney, ayuda a que el temperamento de tus niños esté a tu favor.

3.-El tiempo y la hora son claves: lo ideal es que el viaje en auto dure poco, pero sabemos que a veces eso es imposible, sobre todo en un país tan largo y angosto como el nuestro. Intenta no viajar en horas peak, averigua con anticipación la mejor ruta, y utiliza aplicaciones en tu smartphone que te indiquen las condiciones del camino. Una buena idea puede ser viajar a la hora de la siesta o de dormir, pero nunca si tu hijo tiene hambre porque es hora de almuerzo o comida.

4.-La comodidad: una temperatura agradable y ropa cómoda en los menores puede hacer una gran diferencia en el resultado de tu viaje. Opta por pantalones y camisetas de algodón, o prendas flexibles y lisas. Evita los beatles, las pantys y las prendas con muchos botones, y en general, toda la ropa difícil de sacar y poner. Piensa en que tendrás que hacer algunas paradas. Ten a mano las cosas básicas que necesitas día a día como las toallitas húmedas, los pañales y el “tuto” o muñeca que tu hijo necesita para dormir.

5.-La entretención: un DVD portátil y música, pueden no ser suficientes en todos los viajes. Es aconsejable tener a mano un bolso con juguetes, lápices, papel, stickers y por supuesto, la muñeca o auto favorito de tu hijo. Cuando la tecnología y juguetes fallan, siempre puedes volver a lo clásico y jugar a contar los autos de determinado color en la carretera o cantar una canción para toda la familia. ¿Cuántos autos blancos veremos pasar en 3 minutos?

Te gustaron estos consejos? Has practicado algún otro? Si es así, déjanos tu comentario!!

Y recuerda seguirnos en nuestro Fanpage: Revolución Mamá y en Instagram: @revolucionmama

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.