19 Ago ¿YA HABLARÁ?, EL ROL DE LOS PADRES EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

La fonoaudióloga, Paola Scheuch de Buen Crecer nos expresa sobre el rol de los padres en el desarrollo del lenguaje, ya que resulta de vital importancia que los padres realicen acciones que permitan al niño alcanzar el máximo nivel de desarrollo personal y de integración social. 

Todos los niños y niñas tienen algo que decir, sin embargo, no todos pueden expresarse con la misma facilidad. Los niños no aprenden a comunicarse por sí solos, sino que aprenden a partir de la interacción con su mundo, y dado que los padres o cuidadores ocupan la mayor parte de ese mundo, todo aquello que hacen y la manera en que lo hagan, será lo que brinde a los niños las oportunidades de aprender.

Todos los padres esperan que un día su hijo o hija aprenda a hablar, pero con frecuencia olvidan que esa es su responsabilidad. Si un niño crece aislado, no va a desarrollar el lenguaje de manera instintiva o lo hará de un modo muy rudimentario. Por lo tanto, para que esta capacidad llegue a desarrollarse, es necesario que se transmita de una generación a otra, por medio de un proceso de enseñanza y aprendizaje.

Es natural querer estar con nuestros hijos cuando pensamos que quieren o necesitan algo. Resulta difícil resistir el instinto de hacerle las cosas más sencillas diciéndole lo que tiene que decir o haciéndole lo que tiene que hacer cuando no parece ser capaz de decirlo o hacerlo solo. Sin embargo, lo que hoy parece más sencillo y útil, priva a los niños de las oportunidades que necesitan para expresar su curiosidad, sus sentimientos o necesidades. Cuando decimos o hacemos todo por él, le negamos la oportunidad de que aprenda intentando. Y no debemos olvidar que los niños aprenden mejor a través de la experiencia, por lo tanto, el aprendizaje será más significativo si el mismo descubre cómo hacer las cosas.

También te puede interesar:

Por qué es importante que nuestros hijos jueguen con muñecos

Entonces, dejemos que nuestro hijo tome la iniciativa y compartamos momentos que nos permitan entregarles lenguaje. Cuando estamos con ellos y describimos lo que está sucediendo, les enseñamos las palabras que necesitan para comprender el lenguaje y, más adelante, poder emplearlo. Las actividades de la vida diaria son momentos propicios para esto, ya que pueden oír las mismas palabras una y otra vez en situaciones familiares.

Sin embargo, por distintos motivos, algunos niños pueden presentar un retraso en la adquisición del lenguaje, y frente a esto frecuentemente escuchamos “ya va a crecer y va a hablar…” Se suele creer que estas dificultades se superarán de manera espontánea, y afortunadamente, la mayoría de los niños sí aprenderá a hablar. No obstante, es importante tratar este retraso de manera temprana y oportuna, para evitar posibles problemas de comportamiento, dificultades emocionales o dificultades de aprendizaje al comenzar la etapa escolar.

Paola Scheuch, Fonoaudióloga

Buencrecer.cl

Fotografía: clinicalascondes

Comparte este artículo:
2 Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.