puerperio

11 Oct PUERPERIO : TODO LO QUE DEBES SABER

 

Así como el cuerpo de la mujer se adapta durante el proceso de gestación, también lo hace posterior al parto, lo que se denomina cuarentena o puerperio.

El puerperio es el período que se inicia con el nacimiento del bebé y expulsión de la placenta, y se prolonga aproximadamente de 6 a 8 semanas (alrededor de 40 días), hasta que el órgano femenino vuelve a su estado normal. Existen algunos especialistas que consideran que el puerperio va más allá de lo físico, es decir, consideran que el proceso también afecta lo emocional y el sistema nervioso de la madre, considerando el fin de este periodo, cuando el niño cumple el año  de vida.

 

Las fases del puerperio son…

 

Puerperio inmediato

 

Se considera durante las primeras 24 horas posteriores al parto.

Puerperio clínico

 

Es el tiempo que la madre debe estar en maternidad. Si no hay incidencias y el parto es vaginal, son aproximadamente unas 48 horas. Si fue por cesárea, alrededor de cinco días.

Puerperio tardío

 

Es el período desde el alta médica, hasta pasadas las primeras seis semanas tras el parto.

 

Cuidados Post Parto

 

El cuidado que la madre debe tener posterior al embarazo, es muy importante para que el proceso sea lo más llevadero. Para eso, te entregaremos los siguientes tips:

 

– Tratar de dormir y descansar mientras el bebé duerme.

– Evitar hacer fuerza o cargar peso superior al de tu bebé.

– La higiene del hogar debe mantenerse más seguido de lo que se hace normalmente.

– Cambiar frecuentemente la toalla higiénica o apósito.

– No se puede usar tampones durante este periodo.

– La higiene de manos debe ser obligatoria después de remover el apósito o toalla higiénica, de tomar al bebé, de amamantar o cambiar pañales.

Con respecto a la actividad física, se recomienda comenzar la rutina habitual pasado los 14 días, manteniendo un reposo relativo.

 

Todo lo que necesitas tener en casa par los días después del parto

 

La emociones de Mamá en el puerperio

 

Durante el embarazo, el parto y cuando el bebé ya está en los brazos de la madre, es la etapa donde se conjugan un sinfín de emociones. A la vez, condiciona un cambio de hábitos en la mujer, quien debe adquirir habilidades en el cuidado y atención del pequeño, así como también  debe aprender sus códigos de comunicación.

Lo anterior, genera un cambio emocional en la mujer, experimentando sensibilidad que se desata en llanto espontáneo, sensación de soledad o autoestima disminuida. Los especialistas indican que estos síntomas son normales durante el puerperio, sin embargo, si se presentan de manera más severa con ansiedad, dependencia, insomnio, rechazo al bebé o desgano, debe consultar a su médico,  ya que puede tratarse de una depresión postparto.

 

¿Cómo diferenciar el Baby Blues de la depresión post parto?

La Alimentación en el puerperio

 

La alimentación durante este proceso es sumamente importante, debido a que el llevar una nutrición balanceada nos permitirá mantener una buena lactancia.

Se recomienda ingerir de preferencia los siguientes alimentos, considerando moderación en las porciones:

  • Agua (antes y después de amamantar)
  • Jugos naturales
  • Frutas
  • Verduras
  • Proteínas (carnes, huevos y lácteos)
  • Frutas secas (unas 10 por día, preferentemente almendras y nueces)

 

Con respecto a los alimentos que debemos disminuir o suprimir por completo dentro de la alimentación son:

  • Bebidas Alcohólicas
  • Te – Café – Mate
  • Ajo
  • Repollo
  • Ají

 

La importancia de la lactancia materna durante el puerperio, se basa en el lazo que se logra durante el amamantamiento, generando un ambiente grato y de plena conexión que afecta positivamente en las emociones de la madre y su bebé, también conocido como apego.

Relación de Pareja en el puerperio

 

Un punto no menor, es la relación de pareja durante este proceso. Es habitual que la mamá centre su atención en el bebé, lo que puede ser percibido por el padre, como falta de atención hacia él.

La comunicación de pareja es muy importante para intercambiar sentimientos y experiencias, logrando así, generar un buen entendimiento entre ambos. En este proceso se necesita complicidad, apoyo mutuo y valorar  la experiencia que están viviendo y entenderla como un periodo de adaptación, en el camino de formar una familia.

 

 

 

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.