08 Dic POSTPARTO: ¡SE ME ESTÁ CAYENDO EL CABELLO!

Mientras estamos embarazadas, nuestro pelo es abundante, está brilloso y mucho más sano. Claro, es que nos alimentamos correctamente, tenemos hábitos más saludables (dejamos el tabaco, el alcohol, por ejemplo) y las hormonas ayudan a esta notoria mejoría de uno de los fetiches más clásicos de las mujeres: el cabello. Sin embargo, una vez que nuestro hijo nace, el nivel de hormonas presentes en la gestación baja considerablemente y se presenta un problema que afecta al 90% de las mujeres, según cifras de Clínica Alemana: el Efluvio Telógeno Postparto o más conocido como alopecia postparto.

Así lo explica la doctora Vesna Dragicevic, dermatóloga, “En la gestación aumentan los niveles de estrógenos, hormonas que mantienen el pelo en fase de crecimiento (anágena). Por eso, muchas mujeres notan un mayor crecimiento y grosor de su cabello durante este período. Luego, después del parto, bajan los niveles hormonales y muchos folículos pilosos entran en fase de caída (telógena)”, expone.

Y es que cuando baja el nivel hormonal, también hay una disminución de diversos nutrientes importantísimos para el pelo, como el hierro, el fósforo, el magnesio o el calcio.

Suele ocurrir más o menos entre el segundo y el cuarto mes de haber parido, y tiene una duración entre 6 y 9 meses, centrándose sobre todo en la zona frontal y dando lugar a grandes entradas. Asimismo, puede exacerbarse si la madre presentó anemia, mala alimentación o estrés durante el embarazo.

Si ves que pasan más de 9 meses, que llega al año y aún se te cae el pelo o ves que durante este tiempo el problema empeora, acude a tu médico. Pero, en un principio, no debes preocuparte en exceso, porque es algo temporal.

Cómo evitar la caída del pelo en el postparto es imposible, ya que es un proceso que debe pasar el cuerpo, es importante tomar los cuidado apropiados, de manera que se pueda controlar, en parte, que la caída sea menor.

Revolución Mamá te da algunos tips que te harán lucir un cabello mucho más sano y abundante:

  • Utiliza champús de tratamiento suave, aunque también es aconsejable que utilices champús destinados a prevenir la caída.
  • Cepilla tu pelo cada día con un cepillo de cerdas gruesas con acabado redondeado.
  • No utilices el secador, la planchas u ondulador para el cabello, pues estos artefactos lo dañan bastante.
  • Aliméntate saludable, toma alimentos como el pescado, el pollo, la avena o la soja, entre otros, porque son beneficiosos para tu pelo.
  • Fíjate en las vitaminas, las vitaminas A, B Y C refuerzan tu pelo y uñas. Estas vitaminas las puedes encontrar en casi todas las frutas y hortalizas.
  • Mantén el calcio, el hierro, el magnesio y el fósforo en niveles adecuados. Contrólalo mediante exámenes habituales.
  • Evita peinados que le hagan sufrir a tu cuero cabelludo, como trenzadas o moños estirados.
  • También puede ayudar el uso de suplementos vitamínicos, pero hay que considerar que la lactancia limita la administración de tratamientos orales.

Y recuerda seguirnos en nuestro Fanpage: Revolución Mamá y en Instagram: @revolucionmama

(Fotografía: yo mamá y mi bebé)

Etiquetas:
, ,
Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.