19 Oct ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE LOS NIÑOS INTEGREN LA MÚSICA EN SU DESARROLLO INFANTIL?

Existen muchos estudios de los beneficios que entrega la música a las personas, y sobre todo a los niños en su etapa de crecimiento. El ideal es que la música esté presente desde la gestación en los pequeños y que al nacer vaya incorporándose en su desarrollo. Para eso, hay varios profesionales que usan esta técnica en sus sesiones o directamente realizan talleres para niños, esta instancia es más conocida como Musicoterapia.

La musicoterapia “es una herramienta utilizada desde épocas ancestrales por los chamanes de las tribus, los cuales curaban a través de cantos y tambores en ceremonias de sanación. Hoy en nuestra sociedad vuelve a emerger como una disciplina mixta entre la psicología, psicoanálisis y música”, explica la psicóloga Pamela Medina, quien realiza talleres a niños y jóvenes.

Más allá del uso dado en la antigüedad, hoy está comprobado que entrega múltiples beneficios a quienes la utilicen como técnica, ya sea de terapia o de entretención. Según la experiencia de la psicóloga, “la musicoterapia ayuda a liberar las emociones a través de la ejecución de diversos instrumentos musicales, no es necesario ser músico o saber tocar, solo hace falta tener las ganas y curiosidad de explorar sin parámetros las posibilidades que nos brinda la música, en un contexto de apertura, confianza y creatividad, para así encontrar una conexión consigo mismo y con el grupo”.

Y en niños, es importante que la música esté siempre presente porque ayuda al desarrollo físico, intelectual y emocional. Según cuenta la profesional la edad no es un impedimento, los niños pueden participar de talleres “desde que tienen la capacidad motriz básica como para expresarse a través de algún instrumento, 3 años en adelante. Sin embargo, incluso los bebés pueden ser parte de sesiones de baños sonoros, donde solamente escuchan diversos instrumentos musicales, los cuales los llevan a estados de relajación”, explica.

Cuando los niños asisten continuamente a talleres de musicoterapia, “el principal beneficio es que el niño o la niña se encuentra en un ambiente seguro, donde puede explorar la música desde una perspectiva lúdica, divertida y motivante”, cuenta la psicóloga y agrega que “en la musicoterapia no hay maneras correctas de tocar un instrumento, lo fundamental es que el niño encuentre su propia manera de expresarse, de esta manera libera su energía y logra canalizar sus emociones mediante una práctica positiva”.

Una sesión de musicoterapia

Si bien las sesiones dependerán de cada facilitador, la propuesta de cada sesión de la psicóloga Pamela Medina es comenzar con “algunos ejercicios de respiración consiente acompañado de estiramientos musculares, para posteriormente pasar a descubrir las sonoridades del propio cuerpo, comenzando por la voz y terminando en percusiones corporales simples, luego de la exploración propongo juegos en donde los niños, con las herramientas ya adquiridas, comienzan a improvisar series musicales y rítmicas de corta duración, a modo de improvisaciones grupales, de esta manera se entrena la escucha y autoconfianza a través del juego lúdico”, explica la profesional. Posteriormente, incorpora algunos instrumentos musicales como Djembé (tambor), sonajeros y flautas, para luego comenzar a dirigir las improvisaciones en relación a los diversos estados emocionales que podemos sentir, enseñando las diversas formas de respirar que tenemos al vivenciar las emociones, y desde ahí propone herramientas para la autorregulación y expresión atingente de las emociones de cada niño.

En sus sesiones, el instrumento principal es el propio cuerpo, la voz, palmas, dedos, en definitiva “todo nuestro cuerpo dispuesto a dejarse fluir por ritmos, melodías y movimiento. Además de esto, muy necesarios son también las percusiones (sonajeros, tambores, panderos, etc) y algunos instrumentos melódicos (xilófonos, melódica, teclados, flautas, guitarras, etc)”, comenta.

Con todo lo anterior integrado, el niño o la niña “vuelve a conectar con la capacidad de comunicarse a través del lenguaje no verbal que la música entrega. Desarrollan la autoconciencia y la capacidad de identificar sus emociones, para lograr autorregularse y expresarlas atingentemente, se potencian también las habilidades para relacionarse grupalmente, donde lo primordial es la escucha del otro, el respeto y al mismo tiempo la autoconfianza para proponer musicalmente. Se potencia también la atención y concentración, así como también, aumenta la sensibilidad. Por otro lado comienzan a desarrollar su capacidad creativa, a través del juego, la risa y la fluidez”, detalla la psicóloga y agrega que en cada sesión los niños lo pasan muy bien y disfrutan mucho, tanto que siempre piden a los papás volver al taller.

Consejos para practicar musicoterapia en casa:

– En casa podemos potenciar la capacidad de autorregulación, y desarrollar su creatividad a través de la música, técnicas simples y muy intuitivas como cantarle a nuestros niños para calmarlos, ponerles música diversa, no necesariamente clásica, si no la que parezca estimulante para ambos (cuidador y niño), jugar o bailar mientras se escucha música.

– Una buena recomendación es pasarles instrumentos musicales adecuados para ellos (sonajeros, xilófono, percusiones, entre otros) para que puedan ir explorando y descubriendo las sonoridades.

– Además, de la música, asegúrese de rendir espacios a sus hijos para que exploren libremente el arte, desde su propia autenticidad, que los inviten a jugar con colores, a ensuciarse, a palpar diversas texturas, a bailar, invitarlos a crear cosas nuevas, y para esto, son los padres los que tienen que encargarse de explorar y ser creativos, de buscar momentos de disfrute y confianza en la interacción íntima entre niños y cuidadores.

La psicóloga Pamela Medina realiza talleres con niños en la región de Antofagasta, si quieres contactarla, puedes escribirle un mail a pamela.medina.j@gmail.com o dejar tu comentario más abajo.

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.