PERÍODO DE ADAPTACIÓN AL JARDÍN INFANTIL

19 Mar ACOMPAÑAR EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN AL JARDÍN INFANTIL

Cada vez que existe un cambio de rutina en la vida de las personas necesitamos un período de adaptación. Y para los más pequeños, este ciclo puede llegar a ser mayor, sobre todo si se trata de ingresar a la sala cuna y/o el jardín infantil donde permanecerán varias horas del día.

El período de adaptación es un tiempo en que cada niño vive de forma individual y única, en la que se acostumbra a su nueva rutina en el jardín infantil y a estar separado de su cuidador principal (su mamá, papá u otro familiar).

ACOMPAÑAR EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN AL JARDÍN INFANTIL

Frente a este nuevo entorno, ¿Qué debemos tener en consideración en la adaptación al jardín infantil de nuestros pequeños? Conversamos con Giannina Reyes, Coordinadora de Programas Educativos en los jardines infantiles Vitamina, quien nos entrega una pauta a seguir:

  • Es importante que puedas acompañar a tu hijo con respeto y cariño de acuerdo a la agenda pactada por el centro educativo, quienes poseen la experiencia en estrategias de apoyo frente a las emociones en este período.
  • La adaptación podría traer consigo ansiedad, tanto en padres como niños. Para disminuirla, la comunicación con las educadoras es fundamental, pídeles información diaria sobre el comportamiento de tu hijo con preguntas por ejemplo: cómo se desenvolvió tu hijo durante el día, qué actividades realizó, etc.  Además confiar en el equipo profesional del jardín infantil que elegiste, te dará más seguridad la que transmitirás finalmente a tu hijo.
  • Las educadoras tienen experiencia en el proceso de adaptación de los niños, por lo tanto,  es importante que trates de adoptar lineamientos similares a las utilizadas dentro de las salas. De modo de tener un lenguaje común en el jardín infantil y en la casa, para que el proceso sea lo más fluido posible. Por ejemplo, tratar de extender ciertas rutinas que se realizan como entregar una colación a la misma hora o que duerma la siesta a la misma hora en ambos lugares.
  • Es importante ser perseverantes en la asistencia de tu hijo al jardín infantil  con el fin de generar rutinas claras, lo cual le entregará mayor seguridad.
  • Si requieres acompañar a tu hijo durante su adaptación, el ideal es que participes de la rutina diaria de la sala, previo acuerdo con la educadora. Fíjate que el jardín infantil tenga una agenda clara con horario y día, lo cual ayudará a crear su rutina.
  • El proceso de adaptación es gradual y puede tener retrocesos, por lo que te recomendamos mucha paciencia. Ayudará a que tu hijo se sienta más tranquilo si le cuentas cuánto tiempo permanecerá en este nuevo lugar o le destacas lo entretenido que es jugar con nuevos amigos y aprender cosas nuevas.
  • El ideal es que la adaptación se realice en forma paulatina y los tiempos en el lugar vayan aumentando a medida que pasan los días. Cuando tu hijo ya comience a desenvolverse de forma normal y participe de las rutinas del jardín infantil, ya es momento en que pueda estar la mayor parte de la jornada.
  • Siempre debes considerar que este proceso es distinto para cada niño, ya que hay algunos que poseen mayor facilidad de adaptación y otros que les cuesta más. Importante es que las educadoras puedan interpretar al niño y respeten sus tiempos.
  • El jardín infantil debe tener una política de puertas abiertas, que te permita ir a visitar a tu hijo cuando sea necesario y también te involucres en los procesos que viven a diario.
  • Antes de comenzar el jardín infantil o sala cuna, pide una entrevista con la educadora a cargo de la sala a la que asistirá tu hijo, para conocer detalles del proceso y ella obtenga información de tu hijo, de modo de poder apoyar de la forma más eficaz posible el proceso. El ideal es que pasado un mes de adaptación inicial, se vuelva a realizar otra entrevista de diagnóstico, donde se te informe cómo se trabajará con tu hijo de modo de apoyar las habilidades de cada niño.

Recuerda que el ingreso a la sala cuna o jardín infantil es un hito en el desarrollo de los niños y su familia. Y que es normal que haya un poco de ansiedad, pero es importante que trates de llevar una buena comunicación con las educadoras y  con tu hijo para que esta etapa se desarrolle con éxito para todos.

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.