pedagogía pikler

31 Ene MÉTODO PIKLER : CADA NIÑO TIENE SUS PROPIOS TIEMPOS DE DESARROLLO

“La Pedagogía Pikler implica un cambio de actitud de las personas adultas que se ocupan de personas pequeñas”, nos cuenta la encargada de formación Red Pikler Chile, Elisa Araya Cortez.

Pareciera que desde el minuto en que nacemos nos encontramos compitiendo con otros. A qué me refiero con esto, a cuando nos dicen ¿ya tiene un año y medio y todavía no camina? o ¿ya ha cumplido los dos y todavía no habla? Como padres tendemos a comparar el estado de desarrollo de nuestros bebés,  sin darnos cuenta de que cada individuo tiene sus propios tiempos. Desde estos cuestionamientos descubrimos el método Pikler y sus tres pilares.

La Doctora Emmi Pikler, fue quien creo un sistema amplio de atención a las necesidades de los niños y niñas.  Pikler puso de manifiesto como el respeto profundo por la niñez, por su maduración, por su iniciativa, por sus necesidades, por su manera de ser, puede marcar la diferencia en la socialización temprana de una persona y su sana constitución como sujeto”, nos  explica la encargada de formación Red Pikler Chile, Elisa Araya Cortez, quien es Doctora en Ciencias de la Educación y Profesora de educación física Psicomotricista.

Como padres debemos tener claro que cada niño contiene ya en su interior todo lo necesario para crecer. Tan solo necesita amor y sentirse respetado acerca de sus propios logros. “La Pedagogía Pikler se ancla en un principio básico que dice,  confia en el bebé, niña o niño pequeño, y en sus capacidades, lo que necesariamente implica un cambio de actitud de las personas adultas que se ocupan de personas pequeñas”, nos cuenta la encargada de formación Red Pikler Chile.

Un cambio de actitud se refiere a “el manejo de sus manos, de su mirada, del tono de su voz, del ritmo corporal que utiliza en el contacto directo para satisfacer sus necesidades, el manejo del tiempo, la espera, la atención y paciencia frente a la emergente autonomía infantil”, dice la Doctora Araya Cortez.

 

Pedagogía Pikler y sus tres pilares sobre el desarrollo infantil

 

A continuación la la encargada de formación Red Pikler Chile, Elisa Araya Cortez nos dará a conocer los tres pilares sobre el desarrollo infantil que está basada  en la motricidad autónoma, los cuidados cotidianos respetuosos y el juego según  la Dr. Emmi Pikler.

 

  • Motricidad Autónoma:. Esto implica favorecer el desarrollo de actividades de manera totalmente autónoma por parte del niño o niña, por el solo placer de la actividad y el descubrimiento.

 

  • Cuidados cotidianos Respetuosos: La relación maternal no puede ser reproducida, la Educadora-cuidadora está comprometida en la relación, pero conscientemente controlada. El adulto debe hacer un trabajo sobre sí mismo para evitar hacer pesar sus afectos y expectativas particulares sobre el niño o la niña.

 

  • El juego: Una vida natural donde se propician juegos, paseos e incluso siestas al aire libre. Con una alimentación adecuada a cada niño y niña, sin forzarlo a comer más de lo que él mismo determine que es adecuado ni una cucharada más.

También te puede interesar: 

¿Cómo lograr apego seguro con nuestros hijos?

 

Pedagogía Pikler en casa

 

Es importante destacar que “cuando deseamos adoptar la perspectiva pikleriana de cuidados y crianza de una guagua, un niño, una niña, debemos prepararnos, y cambiar la mirada que portamos sobre ellos”, nos aconseja la especialista Elisa Araya.

Para prepararnos debemos  realizar “algunos gestos y usar espacios de una manera en que habitualmente no lo hacemos, pero sobre todo en el rol que jugamos como adultos en el desarrollo del sujeto niño y niña del que estamos a cargo” advierte Araya.

La  interacción intersubjetiva entre el bebé y la madre o el adulto cuidador “se produciría particularmente en los momentos de cuidados cotidianos como lo son la muda, el baño y la alimentación en donde la madre o el adulto que lo cuida modifica el actuar del otro”afirma la  Profesora de educación física Psicomotricista.

A esta relación que se genera a través de la formación Pikler, “puede ser definida como un microcosmos, ya que el adulto cuidador puede darse el tiempo para que el niño o la niña participe, estando abierta a las interacciones que le proponen, sin apurar, siendo agradable y verbalizándoles las acciones y manipulaciones que ella realizará sobre sus cuerpos”, finaliza la Doctora en Ciencias de la Educación,  Elisa Araya Cortez.

Ya lo saben, cuando respetamos el ritmo de nuestro bebé sin anticiparnos, sin prisas, disfrutando  cada uno de sus logros,  el niño automáticamente lograra  evolucionar sus movimientos-

 

 Fotografía: Cultura da Paz

Etiquetas:
Comparte este artículo:
8 Comentarios
  • Mariela
    Creado a las 16:32h, 28 noviembre Responder

    ¡Hermoso!
    Donde conseguimos más información o contactos,
    Muchas gracias por compartir

  • Marta Tapia Burgos
    Creado a las 15:01h, 11 marzo Responder

    Muy buen articulo,me gustaría que me envíen información gracias!!

  • Alejandra Ramirez
    Creado a las 11:32h, 04 marzo Responder

    Es importante la educaciòn y poder rectificar . Cuidar mucho los valores

  • Rocìo
    Creado a las 21:28h, 25 febrero Responder

    Artìculos interesantes., gracias

  • Rocìo
    Creado a las 21:28h, 25 febrero Responder

    Buenos artícuos, gracias

  • Paula Nilo Farias
    Creado a las 11:00h, 19 febrero Responder

    Me encantó el artículo donde habla que todo niño es único y diferente y ya viene con su propio sistema .

  • Isabel Rojas Baldion
    Creado a las 10:36h, 17 febrero Responder

    Me interesa mucho estos temas ya que tengo una guagua de dos años y nueve meses .

  • Teresa Grados Vásquez
    Creado a las 01:46h, 06 febrero Responder

    Me interesan estos temas

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.