30 Jun NO TENGO LECHE…

No tengo leche….He leído tanto sobre la importancia de la lactancia, también, a tantas mamás que hablan de sus experiencias por meses e incluso años del amamantamiento con sus hijos; he visto muchos grupos de ayuda por Facebook para que ésta se extienda por mucho tiempo. La verdad, lo encuentro increíble, sin duda, los beneficios son muchos para el desarrollo del bebé, el apego es maravillo pero siempre que la mamá exphela sentimientos de amor, disfrute ese momento y no se convierta en algo mecánico o lo haga bajo malos sentimientos, depresión o estrés. Esto es como la cocina, si cocinas de mal humor seguro te queda amarga la comida, pero si lo haces con amor, el sabor podría ser incomparable y todos comerían hasta el raspado de la olla. Así, es como los bebés sienten la leche materna, se saborean cuando es amamantado con amor, pero se trapica o rechaza si el sentimiento es negativo. Pero más allá de esto, con tanta moda al respecto de la lactancia, que vuelvo a repetir, lo encuentro increíble, ¿qué sucede con esas mamitas que hacen todo por tener leche y no pasa nada?

He aquí mi defensa hacia ellas, porque ellas también son mamitas extraordinariamente buenas, no por no tener leche sus hijos serán menos, al contrario, serán igual de maravillosos que todos. Es que a veces el cuerpo humano no da para desarrollar leche, puede ser por estrés, por alteraciones hormonales, emociones, depresión o simplemente, no se sienten preparadas para eso. Y si, ya sé, algunas me dirán que el pediatra español Carlos González expone en sus libros que todas tenemos leche y sí, le creo, pero también debe ser frustrante estar con tu bebé y no poder controlar la situación. Es que es súper fácil decir, “a mayor succión del bebé, se estimula la producción hormonal y por ende, baja la leche”, pero hay que ponerse en los zapatos de las mamitas estresadas, frustradas porque no producen, no es fácil, es que nadie te enseña el buen agarre, ni en las mejores clínicas de la capital, lo sé por experiencia propia.

Es que hay que entender a esas mamitas, entender que cuando eres primeriza, no sabrás nunca si producirás leche hasta el momento que tengas a tu bebé en brazos. Yo nunca lo supe, hice lo mejor, di durante mucho tiempo leche y estoy agradecida de mi cuerpo que fue así; pero también vi el sufrimiento de amigas que no tenían ni 5 ml para dar y con la ayuda de reconocidas asesoras de lactancia. Fue este motivo mi cuestionamiento del qué sucede con estas situaciones y llegué a una simple conclusión: son mamitas y bebés igual que tú y tu hij@ o como yo y mi hijo.

Y gracias a Dios que existen otros estudios acerca de la maternidad, donde se ha visto que cuando la mamá entrega lo mejor de ella, sin considerar la lactancia, sino a través del apego como por ejemplo, con el uso de mochilas ergonómicas, masaje infantil y sobretodo con mucha dedicación y amor, el bebé creará las defensas y desarrollo necesario para crecer sano y feliz. Porque definitivamente, nada se compara al desarrollo de un bebé que es parte de una familia donde hay AMOR.

Comparte este artículo:
1Comentario
  • Patricia Villarroel
    Creado a las 05:37h, 18 octubre Responder

    Son las 5:21 am, otra noche más desvelada haciendo lo imposible por la lactancia, pero termino dando fórmula, por que mi bebé tiene hambre y no para de llorar. Es mi tercer hijo, los tres prematuros, los dos primeros flojos en la succión, pero la tercera succiona increíble, eh tomado litros de agua, eh tomado pastillas que ayudan con la producción, la coloco al pecho cada vez que pide…pero aún no logro ese 100% de solo pecho…es una frustración y gran dolor, en ni ser capaz de alimentar a mis bebés. Mi genecologo me dijo que es simplemente mi organismo.
    Mi madre fue muy lechera, mi hermana, primas y tias, mis amigas….y uno se pregunta, que hago mal? Te duele el alma!
    Mi marido me apoya y da consuelo, pero mi interior llora por no ser capaz de producir leche, lo que para muchas es normal, fácil y sin tomar nada, para mi es una batalla diaria contra lo fisiológico y emocional, sigo complementando pecho más fórmula No dejare que mi bebe pase hambre.
    Seguiré dando la pelea, pero disfruto con mucho amor el poquito de leche que logro darle. Me uno a ese grupo de mujeres que hacemos lo imposible pero simplemente nuestro cuerpo no responde…espero que mi testimonio le sirva a quienes estén pasando por lo mismo…un gran abrazo a todas desde Chile.

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.