01 Jun NO QUIERO SER UNA SUPER MADRE, NO QUIERO SER PERFECTA

 

 

Convertirme en madres fue una de las sensaciones más extravagantes y maravillosas que he podido experimentar. Desde el momento en que supe que nacería mi Luana, sabía que mi vida iba a cambiar drásticamente aunque realmente no tenía la menor idea de lo que se venía… pero había algo que si estaba claro yo quería vivir la experiencia de la maternidad en su totalidad, con altos y bajos, con risas y llantos. Estaba decidida a soltar el control y entregarme al 100% a lo que la vida me pondría en el camino sin peros y sin dudas. Sin embargo, jamás pensé que con su venida al mundo conocería los lados más oscuros de mi inconsciente, me vería frente a frente desnuda y  sin la posibilidad de salir corriendo ante mis emociones, mis miedos y mi ego.  Mientras la traía al mundo entre en un túnel, en un viaje, recuerdo entre el dolor, las contracciones, mis ganas de tener fuerzas y de conocerla me preguntaba si realmente estaba preparada para ser la madre. La respuesta se me ha revelado en el transcurso de estos cinco meses….

Desde que estaba en la dulce espera tome la decisión con mi esposo de no tener Nana, de no escuchar consejos de tías, abuelas, y en general. Yo estaba muy conectada como mujer y sabía que yo tenía dentro de mí todo el conocimiento necesario para parir, para dar de lactar y para educar a mi hija. En un inicio todo fue como lo planee inclusive en mi labor de parto nadie supo nada hasta que di a Luz solo yo y mi esposo estábamos conectados con ella. Pero cuando Luana tenía 10 días de nacida él tuvo un accidente, se le salió una vértebra de la cervical estuvo con un pie en el otro mundo y yo pase a tener dos hijos a quien bañar y alimentar. Me hice más fuerte, creo que uno no sabe que tanto puede aguantar hasta que esta frente a la situación y sencillamente no tienes otra opción que seguir. Entendí que estos 10 años practicando yoga me han hecho fuerte no solo físicamente, sino internamente. Mi  práctica me enseño  como a través de mi  cuerpo podía domar mi mente,  observar mi respiración y ser consciente que esta es un espejo de mis emociones. A través de cada asana (postura) he  construido esa fuerza interna para no dejar que los pensamientos vengan y me atormente, como? simplemente observándolos y enfocando mi mente en la respiración en cada postura, sobre todo en aquellas que me exigían más fuerza física y resistencia, trabajando desde afuera para  lograr mi equilibrio interno.  No es un camino sencillo, observar la realidad no es fácil y muchas veces solo quieres parar y hacer otra actividad que te distraiga pero sé que ese no es mi camino, que debo ser un testigo amable y sabio de todo lo que me sucede, que he venido a aprender y compartir, que mi misión es actuar en el mundo desde la presencia y acción conscientes y no desde la reactividad de una mente, turbia, llena de ira, vergüenza, culpa, remordimiento, deseo desmedido, avaricia,  falsas creencias que generaran, más y más sufrimiento.

Han pasado ya 5 meses, él está recuperado en un 95% pero lamentablemente aun no puede cargar a Luana, van 5 meses de entrega de dedicación total a ambos, 5 meses en los que deje de dormir, deje de mirarme al espejo, deje de pensar en mí para entregarme a ellos. A veces como hoy me siento agotada, Lua cada día está más despierta y requiere más atención si bien ella va conmigo a todos lados y se porta muy bien es una bebe y requiere mi atención, quiere estar cerca de mi pecho, quiere lactar todo el tiempo y sobretodo quiere a su mama con ella. Estas últimas noches se levanta más temprano, toma más leche y en las mañanas empieza a cantar y balbucear desde las 6 de la mañana. Ayer se levantó a lactar a las 11pm 1am, 3am y a las 6 empezó al compás de los pajaritos y a mover su piernitas y manitos a jalarme el pelo y a decirme mami aquí estoy necesito atención. Y yo le digo Lua te amo pero necesito descansar, ya que no solo me dedico a ella por completo, desde que ella tenía días continúe trabajando en mi escuela de yoga y a las seis semanas continúe dando clases particulares de yoga. Por momentos tengo ganas de salir sola al parque a meditar, pero ni siquiera puedo irme a la sala cuando ella esta despierta, hoy entendí que esa es mi lección, hoy estaba tan agotada que solo hice saludos al sol pues mi practica de yoga esta hoy en no perder mi centro, en no echarle la culpa a Luana cuando le estoy cambiando el pañal y se hace la pila o con la piernita me patea el pocillo de agua y me moja todo el edredón, en no querer que se calle cuando a las 5am comienza a balbucear (gritar) a jalarme el pelo, ella es un bebe y es una maestra, porque ha venido a enseñarme que el yoga es parame 2 horas en mi mat, hacer 64 posturas de fuerza, equilibrio y flexibilidad y sudar como en un sauna. Esa práctica es un reflejo de las posturas en las cuales me coloca la vida. Como dice el gran maestro Sri Pattabhi Jois. “El Yoga es una práctica Interna, el resto es sólo un circo”

Hoy pensaba en esa pregunta que me hice en el trabajo de parto y la verdad es que no, creo que uno nunca está listo para ser Madre, porque la maternidad no viene con manuales de instrucciones, no se estudia en la universidad ni el colegio, es algo que está adentro que uno intuye, que uno sabe y trae de la mano muchos tropiezos, una revolución de sensaciones, mucha impotencia y frustración pero al mismo tiempo me ha traído las mejores sensaciones de mi vida, las risas más profundas desde mi alma, me ha enseñado a ver mi lado más oscuro del alma y soltarlo, dejarlo ir, dejar ir planes y sueños para aceptar mi realidad pero lo más importante hacerlo con amor, desde el corazón….

Claramente no soy la mama perfecta, pero lo todos los días hago mi mejor esfuerzo, aunque unos sean más difíciles que otros…

 

 

Lucía Ratto

Facebook: Respira Yoga

 

Comparte este artículo:
1Comentario
  • Maria leonor troncoso llanten
    Creado a las 10:57h, 01 junio Responder

    Super interezante la pagina …la recomiendo como madre de 4 hijos y abuela de 7 nietos y una proxima nieta por llegar al mundo ….

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.