25 Jul ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE QUE LOS NIÑOS JUEGUEN CON MUÑECOS?

La importancia de que los niños jueguen con muñecas tiene que ver con el aprender a sociabilizar desde pequeños con su entorno y con la comunicación. Nuestra fonoaudióloga Paola Scheuch nos escribe sobre este tema.

Durante el juego los niños aprenden de manera natural. No se trata de un esfuerzo consciente por mejorar sus habilidades motrices o de comunicación, más bien de múltiples beneficios que trae consigo el juego.

El juego es necesario a lo largo de toda la infancia y va evolucionando a medida que el niño crece. A partir de los 18 meses, ocurre un hito muy importante a nivel cognitivo; el surgimiento del juego simbólico. Este se refiere a la capacidad del niño para imitar situaciones de la vida real y ponerse en el lugar de otras personas. A través de este juego representa, de forma simbólica, los roles y las situaciones del mundo que lo rodea. Implica “hacer como si…” por ejemplo, fuera la mamá o el doctor de su muñeca. Durante esta actividad, el niño pasa continuamente de lo real a lo imaginario.

Los niños utilizan en el juego dos tipos de personajes; los estereotipados y los de ficción. Los primeros tratan de asemejarse a la realidad, por ejemplo, al hacer de mamá o papá y representar las rutinas que forman parte de su vida cotidiana. Los personajes de ficción provienen de los cuentos o películas que el niño conoce y representará las conductas que ha visto realizar a determinado personaje, intentando imitar su rol característico.

Cuando aparece este juego, el niño suele jugar de manera individual, pero a medida que avanza la edad, comienza a incluir a más niños y niñas, lo que favorece el aprendizaje de la socialización. Compartir estas experiencias implica aprender a respetar las normas de cada escenario. Estas normas, creadas por ellos mismos, van a determinar cómo debe comportarse un personaje o qué acciones realizarán juntos para alcanzar un objetivo.

A través del juego también estamos fomentando el desarrollo del lenguaje, ya que durante este transcurren conversaciones. Por lo tanto, es un momento propicio para ampliar el vocabulario del niño y entregarle modelos lingüísticos correctos, de manera lúdica.

En ocasiones vinculamos los formatos de juego al sexo. Es muy importante que aceptemos que los niños deben poder jugar con muñecas, del mismo modo que las niñas que lo deseen deben poder disfrutar jugando fútbol, sin que nada de esto implique una condición de identidad sexual determinada. Debe garantizarse la libertad de los niños y niñas de poder elegir con qué quieren jugar.

El juego simbólico es de vital importancia en el desarrollo infantil; le ayudará al niño a ampliar su lenguaje, desarrollar la empatía y sobre todo, consolidar sus representaciones mentales. Por lo tanto, ¡juega con tu hijo! Aprovecha cualquier oportunidad y sumérgete en el mundo que su fantasía ha creado.

 

Paola Scheuch, Fonoaudióloga

Buencrecer.cl

 

También te podría interesar: Cuándo y cómo decir No a los niños

 

 

Fotografía: faros.hsjdbcn.org

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.