28 Oct MI MARIDO SIN TRABAJO Y YO EMBARAZADA: CONSEJOS PARA ENFRENTAR ESTA SITUACIÓN

Todos los padres esperamos tener estabilidad para cuando llega un hijo, pero la vida a veces se comporta diferente y suceden cosas inesperadas, como la que estamos pasando en mi pequeña familia.

No creo ser la única viviendo o que le ha sucedido este episodio de la vida, ni lo seré. Estoy con 5 meses de embarazo, un pequeño de casi 2 años y el marido en casa, sin trabajo. Una situación familiar que se torna difícil en estos tiempos donde la economía del país está incierta y la cesantía comienza a aumentar. Pero no es este el punto, porque estoy segura que el trabajo va aparecer en cualquier momento y los ahorros que tenemos nos alcanzarán para estar tranquilos. Sino, que es el panorama al interior de la casa lo que estresa.

Muchas mamás en esta situación entenderán. Tener al marido en casa, es difícil y en una situación financiera un poco crítica es peor. Desde mi punto de vista, existen diferentes crisis dentro de la familia y una de las más complicadas es la crisis económica, porque aparte de la incertidumbre de no saber hasta cuándo estaremos en esta situación, aparecen sentimientos que te llevan a las peleas, las rabias, la desesperanza y el miedo a lo qué sucederá. A esto súmenle, que la mente no para de pensar cómo mantener la calma para que a tu hijo mayor y el que está en gestación no les afecten este panorama, porque comprenderán que hay momentos del embarazo que el cuerpo genera un torbellino hormonal, haciendo que las emociones se disparen hacia la sensibilidad,  apareciendo el llanto o la rabia. Es un ir y venir de sentimientos cuando estas gestando y durante los 2 primeros años de tu hijo, porqué? …simple, sólo quieres lo mejor para ellos y a veces el control de tu cuerpo y de las situaciones no está en tus manos.

Y pensando fríamente, más allá de lo que sucede, medité cuántas mujeres deben estar en mi situación, deben ser muchas. Y otro tanto que le ha pasado, partiendo por mi madre y mi suegra, que en aquellos años, ellas fueron las que sacaron la cara por la familia y se las ingeniaron para salir adelante. No es un camino fácil, no sólo hablo de tener una pareja sin trabajo, puede ser una embarazada o una madre sin el apoyo de la pareja, solas o ellas mismas desempleadas. Dado a esto, a los consejos que he recibido de mujeres que han salido adelante de este tipo de situación, quiero contarles un poco sobre cómo hemos salido adelante con mi familia, para que ojalá les sirva estos pequeños pero grandes consejos…

Primero, analicemos al marido sin trabajo y en casa

Por lo general, ellos tienen dos reacciones: te ayudan o miran. En mi caso y durante los últimos 4 años, estábamos acostumbrados a lo tradicional, que el hombre de la casa fuera el proveedor, lo cual fue muy bueno, en el sentido de permitir que pudiese estar tranquila disfrutando de mi primer embarazo y el primer año de exterogestación. Sin embargo, hay un línea muy sutil cuando la pareja decide por esta opción, en que el hombre trabaja y la mujer se queda en casa, y es que a veces los hombres sólo por el hecho de proveer el hogar piensan que las mujeres debemos ser dueñas de casa como en las generaciones anteriores, es decir, una mujer que aparte de los quehaceres y de la preocupación de los niños, los atienda como reyes. Son estos hombres, no digo que todos, quienes en una situación de desempleo se dedican a observar. En este caso y lo que hicimos en casa fue plantear que “estaba cansada y que necesitaba ayuda para realizar las labores del hogar”. Pero esto debe nacer de una, porque la otra persona no es adivina y generalmente no son muy creativos para que se les ocurra hacer algo. De esta manera, conversando y explicando que uno necesita una manito, se puede lograr reorganizar el hogar y definir labores diarias para cada uno. Y créanme que resulta: hoy mi marido lava la ropa (en la lavadora obviamente), lava los platos, mantiene el orden y apoya con el cuidado de nuestro hijo.

El cuidado de nuestro pequeño

Es normal que el 80% del día, nuestros hijos estén con nosotras y es más común de lo que parece, que las mujeres nos encarguemos de realizar todo lo necesario para su bienestar (cambiar pañales, bañarlos, dormirlos, alimentarlos, etc.) dejando reducido a un mínimo porcentaje la participación del padre. Y esto es un error, porque cuando a ellos les toca cuidarlos a las dos horas están cansados o no saben qué hacer con el niño. Siendo así, el tiempo del papá en casa hay que saber aprovecharlo para que el apego aumente entre ambos. Para eso, una de las tareas a realizar en el hogar es justamente compartir con nuestro hijo, salir a la plaza mientras yo descanso o realizo alguna actividad, andar en bicicleta, que vayan de visita solos a la casa de sus primos o de mi suegra, en fin, que le saquen partido al tiempo para fomentar el vínculo paterno.

¡A realizar ejercicios!

Son muchas horas las que se trabaja en nuestro país, y cuando tienes familia, estas horas se reducen casi a cero cuando quieres realizar alguna actividad de recreación personal. Y esto no es sano ni para la persona, ni para la familia porque cada uno debe tener un espacio de tiempo para conectarse con su cuerpo, con sus emociones, con su espíritu. Cuando mi marido quedó sin trabajo, el sedentarismo aumentó a 1000 por ciento, así como su preocupación, lo cual trajo algunos momentos de mal humor y por rebote, algunas discusiones. Sin embargo, inmediatamente tomé acción frente al tema por lo que le sugerí buscar alguna actividad para realizar donde su mente no pensara tanto y le ayudase a relajarse. Él decidió. Hoy toma su bicicleta diariamente y sale a pasear. Esto ha traído puras cosas buenas, desde comentarios positivos, descarga del estrés hasta ideas creativas. Por eso, si estás en esta situación igual que yo, anímalo a que realice deporte o alguna recreación. Ya verás los resultados.

Buscar trabajo es un trabajo

¡Quien busca, encuentra! No pretendamos que llegue solo, bueno a veces pasa que los planetas se sincronizan y ¡Zas! ¡Llegó una oportunidad que no esperabas!, pero eso es el 00,1% de las veces. Seamos realistas, hay que tener mucha paciencia en situaciones de desempleo, sobre todo con la pareja. Es difícil, las mujeres vivimos a otro ritmo, pensamos a otro ritmo y hacemos las cosas a otro ritmo, por eso, hay que incentivarlos a lo positivo. Cuando la mujer en casa pone su energía en que todo saldrá bien, te aseguro que es así. La mujer es el pilar del hogar y es quien debe alentar a su marido a buscar trabajo, a mantenerse vigente con su red de contacto, a aprovechar ese período de cesantía para transformarlo en una buena experiencia. Y debemos entender que hacer todo lo anterior, requiere de tiempo. Por eso, organizarse bien en el hogar es fundamental para que la energía en todos los aspectos fluya y todo resulte como esperamos.

Yo siento…

Pero todo lo anterior no resultaría si no existe una buena comunicación en la familia. Siendo un trabajo fundamental durante toda la vida. Esto lo hemos aprendido en un taller de crecimiento matrimonial, donde nos preparamos para celebrar y comenzar este proyecto de vida juntos, el matrimonio. La clave es aprender a comunicarte desde el corazón, desde el  “Yo siento…”. No es lo mismo decir “Nunca ayudas en la casa”, que decirle a tu pareja: “Amor, me siento cansada con tantas cosas que hacer en la casa, ¿me podrías ayudar, por favor?” o “Me siento sobrepasada”. ¿Se entiende? Cuando expresas tus sentimientos, sin atacar al otro, es más fácil que la relación funcione bien y que la crisis que uno vive no agobie a todos o provoque un problema mayor. La idea es dar vuelta la situación y tratar de enfrentar de mejor manera una cesantía en casa.

Ojalá te hayan servido estos consejos…Si tienes algún otro, déjanos tu comentario ya que podrías ayudar a otras mamás que están viviendo una situación como es el desempleo de alguien en su familia.

Y recuerda seguirnos en nuestro Fanpage Revolución Mamá –  Twitter @revolucionmama o Instagram @revolucionmama

 

Comparte este artículo:
2 Comentarios
  • juliana castellanos nino
    Creado a las 09:38h, 04 octubre Responder

    Soi primeriza tengo un problema mayor soi indocumentada en venezuela desde hace muchos anos vivo con mi pareja i ambos no tenemos trabajo i la preocupacion es cada vez mayor tengo 4 meses i medio de embarazo i de verdad estoi mui asustada x lo que no estoi preparada a lo que vaya a pasar en la cituacion actual que vivimos en venezuela es cada vez mayor i de verdad esto me preocupa x que estoi sola i no tengo el apoyo familiar solo la de mi pareja x favor necesito su ayuda

  • German
    Creado a las 02:00h, 08 febrero Responder

    Soy padre de familia y las verdad q tenes razón, pero hablaras solo de el hombre sin trabajo y obvio q tiene q trabajar como todo hombre, y actualmente 2017 por ponerlo así mí mujer trabaja a las. Par mía , tuvimos una nena y los dos trabajando a lo q voy es q no explicaste si La mujer trabajaba porque ahí llegan muchas más cosas buenas y malas al hogar y si alguien q tenes al lado no es fuerte se te cae todo , coincido plenamente con lo mencionado arriba

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.