09 Sep MASAJES ESCOLARES, UNA TÉCNICA ANTIBULLYING

Por donde se le mire, los masajes infantiles traen beneficios tanto para los niños como sus padres. Pero lo novedoso es que poco a poco se están integrando como una técnica anti-bullying en los colegios.

Actualmente, se está desarrollando un Programa de Masaje Escolar en distintos establecimientos educacionales chilenos, el cual está organizado por “Apego Materno”, quienes exportaron desde Inglaterra esta técnica, llamada originalmente “Masagge in Schools Program (MISP), con excelentes resultados entre los escolares.

Según cuenta la facilitadora del programa MISP en Chile, María Eugenia Azócar, éste fue creado en 2000 por Sylvie Hetu de Canadá y Mia Elmsater de Suecia, cuyo fundamento fue que si el poder del tacto implementado a través de masajes entre los mismos alumnos en el aula y supervisado por los profesores, estaba presente dentro de las actividades en el currículum escolar, éste podría entregar una cantidad de beneficios entre los estudiantes como crear lazos afectivos, respeto y cariño hacia el otro, lo cual llevaría finalmente a disminuir la agresión entre sus pares. Tal fue el resultado que el MISP fue considerada una estrategia Anti-bullying en Inglaterra desde el año 2004 hasta nuestros días.

En nuestro país, “Apego Materno” implementó en el año 2014 un plan piloto en el Colegio Hrvaska Skola San Esteban de la ciudad de Antofagasta, en cuatro cursos, pre kínder, kínder, 1° y 2° básicos con excelentes resultados. Y durante este año 2015, se desarrolló en la misma ciudad en los colegios San Agustín, Universitario Antonio Rendic, Hrvaska Skola. Además, en Santiago junto a la Fundación Gantz han realizado talleres de padres e hijos aplicando los masajes escolares.

“A través de los masajes escolares el niño es capaz de crear lazos afectivos con sus compañeros, mejorando las relaciones interpersonales, desarrollanado empatía, confianza, autoestima y seguridad en sí mismo. Hay mayor integración y aceptación entre los niños”, explica María Eugenia.

Con los masajes escolares está comprobado que se reducen los niveles de agresividad, bulliyng y juegos no apropiados; entre otros beneficios, señala la facilitadora, “el niño es capaz de diferenciar el tacto apropiado del inapropiado, respetando su cuerpo y el de los demás; permite que aquellos niños que con déficit atencional e hiperactividad tengan una experiencia escolar positiva al calmarlos y mantenerlos concentrados en una actividad de aprendizaje”, agrega.

Desde muy pequeños, ejemplifica María Eugenia, “los niños se ven sometidos a altos niveles de estrés durante las mañanas, por ejemplo, “levántate, ponte la ropa, toma el desayuno, lávate los dientes, abróchate los zapatos, súbete al auto, apúrate que vamos a llegar atrasado…” al practicar los masajes niño a niño, estos se relajan, se calman, liberando oxitocina y son capaces de volver a su centro. De esta manera se predispone a mantener una actitud más atenta frente alguna tarea en particular”, señala.

Este programa está absolutamente dirigido por la facilitadora y estudiado por las docentes para continuar aplicando la mecánica en clases, en niños entre los 4 a 12 años de edad. Aunque en el período que “Apego Materno” lleva desarrollando el programa, sólo lo ha implementado con niños de hasta 7 años, “ya que en nuestra cultura no aún está inserto el tema del tacto y es algo que ir educando a la sociedad y progresivamente incorporar”, explica.

El programa posee un protocolo a seguir, por ejemplo:

Los masajes se realizan sobre la ropa, en la cabeza, el cuello, los hombros, las manos y los brazos. Siempre con el consentimiento de los niños.

El programa consta de 15 movimientos en base a masajes, como los “saltos de conejo” que es en la palma de la mano y con los pulgares va ejerciendo presión.

En la primera sesión del programa, se comienza enseñando los 5 primeros movimientos en el cuerpo del Educador y ellos lo replican en su compañero, en ese mismo momento el Educador conoce y aprende los movimientos.

Luego se vuelve dos veces más en un período de un mes hasta completar el aprendizaje de los 15 pases de masajes. Es un método simple y fácil de aplicar.

Claramente, los establecimientos educacionales que aplican este programa cuentan con la previa autorización de los padres. Generalmente, María Eugenia se reúne mediante “un taller, una reunión o simplemente por medio de una comunicación en la agenda escolar para informarles la mecánica del programa y pedir la autorización del apoderado”, comenta. Y por otra parte, “la práctica del masaje siempre es con el consentimiento del niño. Antes de comenzar el masaje el compañero le pregunta si puede hacerle un masaje y al finalizar el masaje el niño que lo dio le agradece a su compañero por haberle permitido darle un masaje. Estas son señales muy potentes de respeto hacia el otro”, finaliza la facilitadora.

Para contactar a “Apego Materno” puedes ingresar a su sitio web www.apegomaterno.cl o su fanpage: Apego Materno.

Comparte este artículo:
2 Comentarios
  • MAria
    Creado a las 15:19h, 11 septiembre Responder

    Hola Pamela, esta super el articulo!
    Me ha gustado mucho tu pagina, gran trabajo.
    Un abrazo

    • Revolución Mamá
      Creado a las 15:32h, 11 septiembre Responder

      Muchas gracias María!!! Estamos realizando todo con mucho amor y creando contenidos propios con investigación, entrevistas para que se convierta en un sitio donde las mamás puedan confiar y leer información profesional y también experencial. Un gran abrazo!!!

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.