19 May MAMÁ DE LA SEMANA: ISIDORA URREJOLA, «EL DOLOR SE RESPIRABA MIENTRAS TODO SE ABRÍA PARA QUE SALIERA MI PEQUEÑA»

En un día  en que la naturaleza se manifestaba en su máximo esplendor,  con fuertes lluvias y relámpagos,  nació “Miel”, la hija de la actriz Isidora Urrejola junto al fotógrafo Francisco Herrera.

Tanta alegría les trajo esta nueva vida a sus vidas que espontáneamente la Isi, como le llaman sus cercanos, quiso contar al mundo esta noticia a través de Instagram. “Tuve un parto normal maravilloso con un apego soñado, esta ha sido una de las experiencias más mágicas de mi vida, ¡Soy muy agradecida y muy feliz!”

Anteriormente, la actriz comenzó su labor de parto tres días del nacimiento con contracciones inconstantes, cada una hora, 30 minutos, 20, 10, etc, pero sin dilatación. Entonces, “me quede siempre en mi casa, con mi  pareja que me hizo una cueva de amor, colgó frazadas en las ventanas para que estuviera muy oscuro, estábamos a la luz de las velas, los dos, amándonos y muy tranquilos”, recuerda.

Y de esta forma, su trabajo de parto se convirtió en un parto totalmente respetado, a su ritmo, en evolución. “En una de esas noches me dio una  contracción,  yo pensé que me había hecho pis, había leído lo que era romper bolsa, pero nunca me  imaginé que fuese eso, porque el líquido era inoloro  e incoloro,  así que seguí respirando y llevando amor donde sentía las contracciones”, cuenta.

¿Qué pasó luego que rompiste la bolsa?

Llamé a mi matrona y estaba de viaje (Miel se adelantó 10 días) así que nos dejó con otra matrona, a la cual le agradezco mi parto, se llama  Alejandra  Becerra, experta en partos respetados, siempre logra un buen parto, tiene un porcentaje de 6% de cesárea lo que la hace ser una de las matrona con menos cesárea ¡Grosa!

Nos comentó que tenía la bolsa rota,  alta, que no era grave,  y que no había infección y que las pulsaciones de Miel estaban maravillosas. Me dio una homeopatía para que la probara en la noche y si no pasaba nada, tenía que estar a las 7 de la mañana en la Clínica.

¿Cómo enfrentaste las contracciones?

Cada contracción es intensa, sin embargo pasa, y cuando pasa es tan placentero que el «dolor» se olvida. Primero, parte la contratación, aumenta,  duele, sí duele  y te libera, dura como 45 segundos  aproximadamente, luego son un poco más largas, pero siempre te libera. Según mi experiencia,  pegarse en el dedo chico del pie es mucho más doloroso que esto.

¿Cuándo decides partir a la clínica?

Con mi rey lo hicimos todo, las contracciones vinieron con fuerza y frecuencia, el éxtasis era cada vez mayor,  me di un baño de tina y se frenó mi proceso, el baño se supone que ayuda, sin embargo,  no todas somos iguales,  así que partí a la clínica, el monitoreo estaba perfecto, Miel muy tranquila, mi chico muy tranquilo,  y yo también lo estaba, se respiraba amor y la esencia de lavanda que llevamos ¡era  hermoso! Luego de mucho rato notamos que miel estaba mirando hacia arriba que quizás por eso no me dilataba, así que me preguntaron qué era lo que yo NO quería por ningún motivo oxitocina  y cesárea.

Y ¿Anestesia?

Me pusieron un poco de anestesia, no completa, solo un poco, me dilaté de inmediato a 7 y mi obstetra que es mi tío, giro a la Miel para que comenzará todo, esperamos unos 45 a 50 minutos  a que se pasara el efecto de la  poca anestesia para  que comenzará la danza respiratoria.  La Ale dirigió todo ¡puja!, baja diafragma, respira, exhala, y mientras mi tío me daba su cariño y apoyo,  Pancho me daba fuerza y un amor infinito, fue realmente hermoso, el dolor se respiraba, mientras todo se abría para que saliera mi pequeña Miel. Salió su cabecita, descanse y en unos segundos ya la tenía en mi pecho ¡El amor era inmensurable!

isidora urrejola

Estabas consciente todo el tiempo de querer un parto respetado…

Me parece que todos los partos debiesen ser respetados, independientes que hayan sido  de manera normal, cesárea o natural. Fomentar  el apego,  y que los doctores y matronas  sean respetuosos con  la madre y el padre que están en esa situación, se agradece. En Chile, por lo  general te respetan solo 12 horas de bolsa rota y te hacen cesárea,  porque puede ser un riesgo para el ser que llevas dentro. Yo cuando rompí la bolsa fui en todo momento monitoreada, yo confiaba en mí, en Miel, en Pancho, en la matrona y  en mi tío obstetra  que me permitieron estar más rato así,  pero no me dilatada, por eso,  lo mejor fue poner una pequeña dosis de anestesia para abrir al tacto,  y poder parir a mi hija, si no me hubiesen tenido que hacer cesárea por riesgo de infección.isidora urrejola

¿Cómo crees tú que se puede lograr una  maternidad más consciente en los tiempos de hoy?

Escuchando el corazón de cada una y siguiendo su instinto, hace más 8 años que me mantengo sin hormonas anticonceptivas, me cuido escuchando mí, cuerpo, finaliza la actriz-

Por Andrea Neumann M. de Revolución Mamá

Fotografías de Pancho Herrera @phbfoto

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.