10 Oct MAMÁ DE LA SEMANA: FRANCISCA FERRER Y RUKAYEN, UN ESPACIO MÁGICO PARA TODOS

María Francisca Ferrer López es la fundadora de “Rukayen”. Traductora de profesión y mamá de Santiago de 4 años, cuenta que la maternidad es su motor de vida y principal motivación para emprender. “Yo soy bien movida, salgo harto con mi hijo, pero en un momento me comenzó a pasar que cuando íbamos a un lugar se entretenía solo, iba y venía y no me necesitaba tanto, mientras yo me moría de lata. Este hecho, coincidió con que quería un cambio en lo laboral”, cuenta Francisca.

En ese mismo período en que Santiago comenzaba a ser más independiente, tuvo la oportunidad de viajar a Canadá, donde visitó varios “indoor playground” y se preguntó ¿por qué no hacer uno en Chile?, dándose cuenta que “no es necesario que a veces las mamás tengamos que estar sacrificándonos por los niños, cuando de verdad pueden existir espacio donde todos lo pasemos bien. Un lugar rico, cómodo, calentito en invierno y fresco en verano, donde los papás podamos acompañar a nuestros hijos en un momento de disfrute, de exploración, de juego o simplemente observando, pero desde una cafetería confortable, con wifi gratis, comida rica y saludable”, explica Francisca.

Desde un inicio, el proyecto fue tan entretenido que su entorno aportó desde su experiencia, convirtiéndose en un emprendimiento familiar. “Tuve el apoyo de mi familia donde hay sicóloga, educadora de párvulo, etc. Ellos me ayudaron a tener un sello diferente y hoy algunos trabajan conmigo”, explica.

Así en marzo, después de un año de investigación, gestión y construcción, “Rukayen” abrió sus puertas a la familia como un espacio mágico para todos en la comuna de Vitacura en Santiago, logrando marcar la diferencia, desde la elección de su nombre que en mapudungun, “ruka” significa hogar y “ayen” risa, hasta la construcción detallada de cada rincón, para que este café playground “reúna a los papás y a los hijos en un espacio planeado, es decir, salir con tu hijo a un lugar donde haya una estimulación adecuada y entretenida”, explica Francisca

Para lograr este objetivo, su fundadora investigó acerca de todas las áreas que necesitan desarrollar los niños en su primera etapa infancia. “Temas como los roles, sicomotricidad, colores, espacialidad, etc., en base a ello, hay distintos rincones como el espacio teatral para expresarse libremente, una casa en el árbol para jugar con la imaginación, una piscina con pelotas, zona musical, zona de roles, etc. con materiales sin plomo, ni mercurio. También fue importante consolidar un sistema de ventilación, calefacción e iluminación. En cuanto la cafetería, fue pensada en crear un espacio cómodo para los papás con la posibilidad de ver hasta el 70% del espacio donde tus hijos están divirtiéndose”, cuenta su dueña.

Rukayen está hecho para bebés y niños, desde los 3 meses hasta los 6 años de edad. “Los niños van experimentando el lugar con distintas visiones según su edad, por ejemplo, mi hijo viene muy seguido y cada vez es una experiencia distinta para él, va enfocándose en distintos rincones. Hay días que está todo el rato disfrazándose, otros jugando a los legos, otros en la piscina de pelotas, dependiendo de su interés”, señala Francisca  y agrega otra importante característica del emprendimiento, “Rukayen es un espacio universal, diseñado para recibir a todos los niños con necesidades especiales, discapacidad cognitiva, discapacidad física y/o sensorial que quieran venir a divertirse, jugar y compartir con otros niños. Contamos con accesos, espacio y baños para discapacitados”, comenta.

En este café, la expresión libre es el protagonista, no sólo en los niños también en los papás, porque “puedes ingresar a la zona de juegos o permanecer sentada tomando un café y observando como el pequeño se desenvuelve con los pares, en un ambiente que no es su cotidiano pero está hecho para ellos. También se ha convertido en un espacio funcional, hay mamás que se toman un cafecito y trabajar mientras sus hijos lo pasan bien. Para todos hay wifi y estacionamiento gratis”, señala.

“Rukayen”, también, cuenta con un espacio para celebrar cumpleaños, reuniones y talleres. Actualmente, su dueña está organizando actividades para implementar en las próximas semanas como after school, martes de café gratis para las mamás, clases, eventos. El éxito de este emprendimiento lo ha llevado a seguir creciendo con novedades para el verano y no descartan la idea de construir un segundo “Rukayen”. 

Rukayen: Avda. Padre Hurtado 1925, Vitacura

Sitio web: www.rukayen.cl  – Facebook: rukayeninfantil

Los precios van desde $4.500 pesos la primera hora por niño en la semana, luego las siguientes horas $2000 cada una. Hay promociones como mañanas de juegos de 10 a 14 hrs. por $5900, membresías y paquetes de tickets. Abierto de martes a domingo.

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.