18 Abr MAMÁ DE LA SEMANA: ALIDA MERY Y APEGO CHILE: UN REFERENTE DEL PORTEO EN CHILE

Basta conocerla unos minutos para darse cuenta de lo cariñosa que es Alyda Mery, dueña de Apego Chile. Esta mujer que que ilumina cada espacio con su aura está casada hace 8 años con Maury, a quién reconoce como el amor de su vida, su partner, su amigo, un hombre con quien soñó tener hijos y criar desde una postura respetuosa de comunicación continua con sus hijas, Sabah de 7 años y Leah de 5 y medio.

La “Aly”, como le llaman todos sus conocidos, es técnico paramédico, doula y asesora de porteo. Cuenta que ha conocido el lado maravilloso de la maternidad con sus hijas, donde “descubrí que tengo más paciencia de la que pensaba que tenía, adoré estar embarazada y todo lo que significa, estoy enamorada de mis hijas y de la vida que he descubierto junto a ellas,  ¡simplemente me fascina ser mamá!”, señala. Pero también el lado oscuro, de cuando trabajaba en una conocida clínica de la capital. “Recuerdo que una vez que volví de mi segundo post natal,  pedí cambio a la urgencia de maternidad, donde estuve en pabellón de parto y pre parto. ¡Muy mala idea para una puérpera! Aprendí a cómo NO deben nacer los bebés y como se manejan en Chile las cosas”, cuenta.

Este hecho fue una primera señal para replantear su misión laboral. A ello, se sumaron algunas situaciones personales como sus 2 cesáreas de urgencia (y estadía) en las que nacieron sus dos hijas. “Fueron cesáreas completamente respetadas, me trataron como una reina, al punto de decir que hasta el anestesista me secaba mis lágrimas de emoción. Sin embargo, a mi primera hija se la llevaron por la noche hasta el día siguiente. Fue una situación que aún me da mucha pena porque esas horas me sentí vacía y triste; pero con mi segunda hija, ya entendía un poco más de cómo funcionaban las cosas y pedí que se quedara conmigo siempre. ¡Así fue! Me la puse a la pechuga inmediatamente y ¡no la solté más!», cuenta.

Cuando ambas hijas nacieron, el postnatal en Chile era de 3 meses, de sólo pensar en que tenía que volver a la pega, generaba en Aly una cierta incertidumbre. No obstante, recuerda que sus postpartos fueron muy buenos, sin dolores, ni desánimos, con algunos cambios de humor normales de la etapa. “Me siento muy afortunada en ese sentido, aunque recuerdo haberme visto llorando en la ducha sin saber porqué, así como también, me ponía a reír como una loca.  También, pasé preocupaciones, con mi Sabah estaba muy de moda hablar de la muerte súbita y eso me tenía media asustada, pero mi guagua fue de lo más fácil, lloraba poco y me dejaba dormir toda la noche. Con mi Leah fue diferente,  era una bebé muy llorona, pero llorona, llorona!!!! Luego, de varios meses supimos el motivo y eso marcó un antes y un después en nuestras vidas”, comenta.

NACE APEGO CHILE…

Durante su maternidad, una amiga de Aly que vivía en Marruecos le presenta dos tipos de portabebés ergonómicos, un pouch y un mei tai, los cuales probó inmediatamente con sus hijas. “En Chile aún no se conocía nada el tema. Cuando me veían con mi hija en su fular la gente se horrorizaba o quedaban fascinados. Fue así como de a poco me fui interesando en el tema del porteo, hasta que finalmente me enamoré del porteo, tanto que pensé: ¿y si vendo fulares?”, cuenta. Así comenzó a gestarse la idea de vender fulares, como una alternativa de portear a un bebé de forma más cómoda que los portabebés tradicionales.

Esta actividad la realizó a la par con su trabajo en la clínica. Hasta que un día, tuvo que dar un paso a un costado a su trabajo formal. “Fue por una de las peores experiencias de mi vida, que viví con mi Leah. A sus 10 meses, cayó de frente sobre un juguete, se cortó levemente la ceja y quedó inconsciente durante 7 minutos. Llegamos a la urgencia con su abuelo, ya que mi marido estaba en su trabajo, y aunque el corte fue poco, lo grave era que mi guagua se había desmayado, dejando de respirar” recuerda. Luego de varios exámenes, le diagnosticaron “apnea emotiva grado 2” conocida también como “espasmo del sollozo”, donde los bebés dejan de respirar y pierden la conciencia. En el caso de Leah, “dejaba de respirar y pasaba al desmayo, fue muy difícil seguir trabajando mientras mi guagua se desmayaba en casa 5 a 7 veces al día, así que obviamente era un estrés y angustia de no estar durante el día con ella, por lo que decidí tirar licencias hasta que me despidieran, pero eso nunca pasó. Tuve que renunciar y me quedé con ella en casa, pudiendo asistir todos sus apneas”, expresa con mucha emoción.

Dentro de este panorama, decidió dedicarse 100% a su negocio, el cual comenzó a dar frutos súper rápido. Las personas se enamoraron de esta forma de cargar a sus bebés y hoy es una de las formas más cómodas de hacerlo. Aly se las arregló para trabajar y emprender. El mismo uso del Fular le permitió trabajar, pero más allá de eso, “mantener a mi Leah pegada a mi pecho durante horas, dándole seguridad y descanso en este período que sufría trastorno del sueño y a su vez, tenía las manos libres para hacer más cosas como trabajar y estar disponible  para mi otra guagua”, cuenta. Además, contó con el apoyo de sus suegros. “Ellos son a los únicos a quienes les dejo mis hijas cuando debo ir a una expo por 3 días y por otra parte, nos ayuda que con mi marido ambos trabajamos independientes, organizándonos en los tiempos para cuidar de ellas”, comenta. Sin este apoyo, a lo mejor habría sido más lento tener buenos resultados en su emprendimiento.

Hace 7 años que Apego Chile nace como el primer negocio que “apuntaba a dar a conocer un sistema correcto de cargar a tu guagua, en ese momento no había nada de información, por mi parte me comunicaba con personas en España, donde recién había partido con el tema de porteo en este país. Hoy todo es distinto, ahora hay demasiada información, tanta que siento que asusta”, señala Aly y agrega que “el fular no es un portabebé rápido de poner, por eso cuando los papás adquieren uno trato de simplificar su uso y enseño solo 2 nudos.

El fular de Apego Chile es un fular liviano, cómodo, que “no sólo apunta a su uso por mamas “hippies”, sino que para cualquier tipo de mamá, por ejemplo, una mamá que va y viene a su oficina y usa tacos, una mamá que trabaja todo el día. En definitiva, una mamá que quiere andar cómoda con su bebé en trayectos largos o cortos, siendo una experiencia rica, no dolorosa”, señala. A estas características, éstos portabebés se han masificado exitosamente el mundo de las personas que gustan del porteo, tanto que cada día son más los padres que usan específicamente esta marca. “La gran diferencia de mi negocio, creo yo, es que estoy enfocada 100% a mejorar este producto, tratando que todos se enamoren tanto del producto como el servicio y siento que lo he logrado, además, me encanta asesorar a los padres en forma gratuita”, exclama.

Y la característica más llamativa de Apego Chile es que se nota todo el cariño de su dueña, siendo el reflejo de que Aly disfruta de su negocio, “¡Me encanta porque es MÍO!, yo manejo mis tiempos, puedo hacer lo que yo quiera, no me limita ni con mis hijas ni con mi familia, paso conociendo gente linda como otras emprendedoras, mamás”, explica.

Hoy Apego Chile está comenzando, con mucho esfuerzo, una nueva etapa de crecimiento. Próximamente las mamás podrán adquirir su nuevo portabebé ergonómico, el cual ha requerido de mucho trabajo e investigación. De esta manera, Apego Chile seguirá renovándose, viéndose más lindos, más grandes y más cerca de todas las mamás chilenas.

apego chile

CONSEJOS PARA LAS MAMÁS

– ¿Cuáles son los beneficios de portear?

Hay varios beneficios pero quiero contarte mi propio y simple punto de vista. El porteo es algo tan natural como amamantar o besar a tus hijos, el contacto físico nos hace bien, a la mamá y al bebé desde que es un recién nacido, porque necesita la ayuda del cuerpo de su madre para termoregular bien y sentirse seguro. Es una experiencia hermosa para los padres, poder estar lo suficientemente cerca para sentir y disfrutar de llevarlo cerca. Y también es importante utilizar el portabebé adecuado y este es el punto de los más importantes: respetar el desarrollo y la postura natural de tu bebé, NO debe colgar, debe ir cómodo, seguro junto a ti.

– ¿Cuáles son las recomendaciones que le harías a las mamás a la hora de buscar un fular u otros similares?

Que busquen y encuentren lo que más les acomode, esto es algo simple, busca el portabebé que vaya contigo! Pero que siempre respete la postura natural y la etapa en la que está tu bebé, no necesitas ser experta en nudos para usar un fular u otro portabebé, la mayoría de las personas que los vendemos siempre te vamos a ayudar a encontrar lo que más te acomode.

apego chile

Los fulares de Apego Chile los puedes encontrar en www.apegochile.com

 

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.