mala madre

07 Feb CUANDO TE SIENTAS MALA MADRE RECUERDA ESTO…

A veces hemos pensado que somos mala madre. Nos criticamos a sí mismas, nos cuestionamos y sentimos que somos pésima madre. Y puede que tengas razón …

En aquellos días que perdiste la paciencia y gritaste a tu hijo. En aquellos momentos que lo dejaste frente al televisor durante toda la tarde, para poder cocinar o limpiar o trabajar o descansar un poco. A lo mejor lo dejaste frente al televisor para no oír su llanto o no ver sus lágrimas producto de una pataleta. Y aquellos momentos que no hiciste una comida sana y le diste pizza, hot dog o fideos con salsa en la cena.

¡Lo sé, eres el peor de los casos!

Pero mira una cosa: Si fueras realmente una mala madre, todo lo anterior no te importaría. No te sentirías molesta con cosas como si su alimentación es saludable o su educación. Ni preocupada si tus palabras le hicieron un daño irreparable a tu pequeño cuando le gritaste. No llorarías mientras tu hijo juega en su habitación. Ni dejarías que la culpa te torture y consuma. 

No te estarías disculpando con tu pequeño o con la vida.

Entonces, ¿puedes ver que no eres una mala madre? 

 

Todas tus reacciones demuestran que te importa tu hijo y esto prueba que deseas lo mejor para él.

Tu reacción demuestra que eres una buena madre.

Así que hoy, ten en cuenta esto cada vez que te sientas mal… Cuando la voz de la duda, el disgusto y la culpa aparezca, piensa que los nuggets de pollo nunca han matado a un niño y que tampoco han muerto de pataletas.

Y es verdad, no siempre estamos orgulloso de nuestras acciones, TODOS COMETEMOS ERRORES, pero tal vez sus errores no son tan «malos». Tal vez esos errores nos están enseñando nuevas experiencias y nos ayudarán a crecer a nosotras y a nuestros hijos, y a crear un vínculo más fuerte.

Te trasnformará en una mejor mujer, una mejor esposa, una mejor amiga y una mejor madre.

Tú eres suficientemente buena tal como eres, incluso con tus defectos.

Estás haciendo lo mejor posible, estás tomando consciencia para mejorar y eso basta para ser una buena madre. Eres una gran madre!

 

 

.

Fotografía: Pinterest

Etiquetas:
Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.