enseñar a nuestros hijos que nadie puede tocar su cuerpo

04 Feb SEXUALIDAD : CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS QUE NADIE PUEDE TOCAR SU CUERPO

Desde que nuestro bebé llega al mundo lo único que deseamos es su bienestar, y para ello nos esmeramos en cada uno de sus cuidados. Pero con el paso de los años, llega uno de los miedos que más nos persigue. Nuestro pequeño estará al cuidado de alguien o quizá compartirá el día con personas que no conocemos del todo. De esta manera, educar a nuestros hijos en cuanto al cuidado de su cuerpo se convierte en una tarea primordial para todas las madres.

En Revolución Mamá queremos darte los mejores consejos para que puedas comenzar desde la etapa más temprana. Para ello conversamos con la psicóloga Lenka Kegevic, creadora de Criando Positivo, además realiza charlas y talleres para audiencias o personalizados.

 

¿Cómo enseñar a nuestros hijos que nadie puede tocar su cuerpo?

 

La especialista asegura que educar a los niños sobre el cuidado de su cuerpo debe realizarse desde los primeros años de vida.  “Más allá de educarlo a que nadie pueda tocarlo, debemos orientar nuestros consejos hacia el cuidado y el respeto que debe tener con su cuerpo. Esto comprende tanto al mismo niño como a alguien ajeno. Así, de a poco se practica la frase «nunca dejes que te hagan algo que no quieres que te hagan”.

Aún así, uno de los miedos a los que nos enfrentamos es cómo introducimos el tema en casa. En este sentido, Lenka aconseja siempre llamar las partes del cuerpo por su nombre (pene, vulva, escroto, vagina). Así aprenderán a diferenciar entre un brazo y una parte íntima. También, no confundir el mensaje que queremos transmitirles, el hecho de que nadie pueda tocar su cuerpo se podría confundir con el hecho de que un compañero le tomara la mano, por ejemplo.

  • Una buena práctica es recalcar que las partes íntimas o privadas son aquellas que nos cubrimos porque son más delicadas. Por ende, hay que ser más cuidadosos con ellas. En esta misma línea, agrega que de la manera en el que el niño va descubriendo su cuerpo, tocándolo con sus manos, va sintiéndolo propio y tomando control de éste. Aprendiendo así lo que puede y no hacer con él, y lo que alguien ajeno puede y no hacerles.
  • Un detalle no menor es la delgada línea que aquí hay entre el autocuidado y el tabú. “Una cosa es enseñar que las partes íntimas no se muestran porque son delicadas, privadas y hay que mantenerlas limpias. Y otra, a decirle a un niño que no se muestran por vergüenza y porque es sucio exhibirlas”.
  • Aunque Lenka sostiene que la crianza y el cuidado de un hijo debe ser un trabajo de ambos padres. Obviamente, siempre dependerá de la situación actual de cada persona. Y en este detalle recalca que se debe tener mucho tino en hacer partícipe a un padre poco presente.
  • Si nuestro hijo es víctima de algún tipo de abuso, lo primordial siempre será “escuchar, acoger y creer desde un comienzo”. Luego, se deberá ayudar al niño a empoderarse del hecho para que pueda contarlo con todos los detalles. Y enseñarle a decir no, poniendo los límites dependiendo su edad. Agradecer siempre por la confianza puesta en los padres subirá la autoestima del pequeño y le dará ánimo para enfrentar lo sucedido. Para Lenka, un hecho de abuso debe denunciarse. Seguir con una terapia familiar, ya que se requiere de acompañamiento y apoyo mutuo.

Si necesita orientación sobre este tema, Lenka Kegevic es psicóloga. Puede ubicarla al 569-82121079 o escribirle a lenka@criandopositivo.cl

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.