23 Abr EJERCICIOS DE PREPARACIÓN PARA EL PARTO

Como consecuencia del sedentarismo de la vida moderna no estamos habituados a ejercitar nuestro cuerpo en todo su potencial, y muy raramente llegamos a la elongación completa de nuestras articulaciones. Esto significa que nuestros músculos al estar en tan poca actividad van perdiendo su elasticidad natural.
Por esta razón es importante que las articulaciones y los músculos de la pelvis sean trabajados y relajados durante el embarazo ya que facilitarán el proceso de encaje del bebé y ayudarán a la dilatación del canal muscular por donde pasará el bebé en el momento del parto.

Ejercicios de preparación para el parto

En Revolución Mamá te indicamos algunos ejercicios que puedes realizar para preparar tus músculos y articulaciones para el parto.

EJERCICIOS DE PREPARACIÓN PARA EL PARTO

Elongación de pantorrillas y de cadera

Colócate en cuclillas con la planta de los pies completamente apoyada en el piso. Sentirás la elongación de los músculos gemelos. No te esfuerces, serán necesarias varias semanas para poder completar todo el movimiento.
Aprovecha a realizar este ejercicio cada vez que debas agacharte para levantar algo del piso. Recuerda mantener tu espalda erguida y la planta de tus pies completamente apoyadas en el piso.

EJERCICIOS DE PREPARACIÓN PARA EL PARTO

Ejercicios para el periné

El periné agrupa varios músculos en la base del abdomen o piso pelviano, que soportan el peso de los intestinos, la vejiga y el útero. También deberá soportar mucha tensión en el momento del parto. Lo primero que debes hacer es tomar conciencia de la ubicación exacta del periné y luego comenzar a fortalecerlo para prevenir molestias como la pérdida de orina al toser, estornudar o reírte. Acostada sobre tu espalda con las rodillas flexionadas, contrae los músculos perineales como si quisieras detener la salida de la orina, y como si quisieras elevar algo dentro de tu vagina. Mantén esta contracción muscular todo el tiempo que puedas. Relaja tus músculos y recomienza con la contracción muscular. Los ejercicios de Këgel de relajación y contracción deben realizarse 10 veces por lo menos tres veces al día. Puedes realizar estos ejercicios sentada, acostada, mientras realices las tareas de la casa o en tu trabajo.

 

EJERCICIOS DE PREPARACIÓN PARA EL PARTO

Ejercicios de relajación de cadera y piernas

Siéntate en posición de Buda ya que esta postura refuerza la columna, relaja la cadera y las piernas. Además facilita la elongación de la pelvis, necesaria para el momento del parto y mejora la irrigación de la parte inferior del cuerpo. Las primeras veces apoya tu espalda sobre una pared para asegurarte de que esté bien derecha. Puedes sentarte sobre un almohadón si te resulta incómodo apoyarte directamente sobre tus nalgas. Junta los pies por las plantas y apoya tus codos sobre los muslos para elongar la cadera.
Cuando te habitúes trata de tomar esta postura para leer o practicar tus ejercicios respiratorios. Es muy fácil de lograr porque las articulaciones de la mujer embarazada son más laxas y distensibles por efecto de las hormonas.

 

Importante: Cuando realices tus ejercicios recuerda de no sobrepasar tus límites y de no agotarte. Suspende inmediatamente el ejercicio si aparece cualquier dolor y al final del embarazo no realices ejercicios acostada de espalda.

 

 

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.