17 Nov CUANDO EL ÍDOLO DE MI HIJO LO DESILUSIONA

Es común que en la niñez los pequeños tengan como referente a personajes públicos. Verdaderos ídolos que como cualquier mortal, pueden tener sus caídas. ¿Cómo enfrentar la desilusión de tu hijo y sacar provecho a la situación?  En Revolución Mamá te contamos.

Hace algunos meses, un reconocido y querido jugar de fútbol sufrió un accidente automovilístico por conducir en estado de ebriedad en medio de la concentración para jugar la Copa América que organizó Chile este año. Y hace pocos días, un jugador de fútbol fue arrestado por comprar televisores robados. Frente a ello, no fueron pocos los medios y las voces en las redes sociales que hicieron eco de una frase que a muchos padres nos hizo pensar en ello: “Es un mal ejemplo para los niños”.

En un país tan fútbolizado como el nuestro, sin duda el hecho no pasó inadvertido y fue motivo de conversaciones familiares y debates sobre el rol que juegan deportistas, actores, cantantes, políticos o cualquier otra figura pública que pueda ser foco de modelo o ejemplo a seguir para los chicos.

Casos similares y más extremos son los de la cantante Miley Cyrus o la actriz Linsay Lohan, conocidas por sus excesos y mal comportamiento.

Es inevitable que los pequeños tengan “ídolos”, “héroes” o sean fanáticos de ciertas personalidades. Están en busca de modelos, definiendo sus gustos y quieren formar parte de ciertos grupos, sin embargo, como padres debemos estar atentos a cuáles están siendo esos referentes y recordarles la diferencia entre la vida real y lo que a veces se muestra a través de los medios de comunicación: no todo lo que brilla es oro.

En Revolución Mamá te entregamos algunos tips para saber administrar la desilusión que puede tener un niño con su modelo en determinada área de su vida y cómo saber provecho de ese encantamiento, para inculcar valores y enseñar sobre el valor de distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto.

1.- Recordar que los niños copian principalmente, el actuar de los padres. La mejor forma de educar y enseñar valores a los pequeños es a través del ejemplo. Ser consistentes y consecuentes, pues ellos imitan las buenas y malas conductas.

2.- Ante un hecho que desilusiona a tu hijo, explícale que todas las personas cometen errores. Lo importante es darse cuenta y enmendarlos.

3.- Dale importancia a la acción de pedir perdón. Ser humildes y reconocer es parte del proceso de reparación propio y del otro.

4.- Enséñale a dar segundas oportunidades. Todos merecemos la fe y confianza de quienes nos quieren.

5.- Aprovecha este tipo de situaciones para inculcar valores familiares importantes para ti, ya sea el de la verdad, el compromiso, la responsabilidad, el hacerse cargo de los errores, etc.

6.- Guíalo a tener referentes que cumplan con los patrones que consideres trascendentales en su crianza. A veces los niños tienen “héroes” que siguen por moda, por ser como los amigos o porque no conocen otros modelos a imitar, pero en ocasiones no son adecuados a su edad o entregan mensajes errados.

Y ti Mamá, te ha sucedido este evento con tus hijos? Cómo los has asumido? Cuéntanos, de seguro con tu comentario podrás apoyar a otras mamás que están viviendo una situación similar.

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.