29 Jul CONSTIPACIÓN DURANTE EL EMBARAZO

Cerca del 50% de las embarazadas suelen sufrir de constipación durante el embarazo , siendo ésta uno de los malestares que, como las naúseas y los vómitos, suelen aparecer en uno o más períodos del embarazo.
Una de las causas es hormonal, debido al aumento de la progesterona, que hace más lenta la digestión y fomenta el estreñimiento. Otro factor es la presión que el útero ejerce sobre el recto a medida que va creciendo y la misma ingesta de hierro, sobretodo en altas dosis.

En Revolución Mamá te entregamos algunos consejos para que puedas sentirte mejor y disfrutar de tu período de gestación.

Durante todo el embarazo, debes aumentar el consumo de líquidos a más de 1,5 litros diarios. En el caso de estar constipada, combina vasos de agua, jugos de frutas o caldos de compotas de frutas, sin azúcar.

Es necesario respetar un horario de baño, para que tu intestino se acostumbre a un horario. Trata de ser constante y cumplirlo diariamente.

También, debes aumentar la fibra en tu dieta, que se encuentra en los siguientes alimentos:

Vegetales: acelga, espinaca, zapallitos, berenjena, remolacha y en los vegetales crudos como la lechuga, achicoria y rúcula.

Legumbres: porotos, garbanzos y lentejas.

Frutas con cáscara: manzana, durazno, damasco, pera.

Cítricos: naranja, mandarina, pomelo y limón.

Cereales: salvado, avena, linaza

Leche: únicamente aquellas con el agregado de fibra activa.

A continuación, te entregamos una idea de Menú para la constipación:

Desayuno

1 vaso de jugo de naranja natural (no colado)

Té de hierbas

Leche con fibra activa o yogurt natural con avena instantánea o linaza triturada y una cucharadita de miel. En caso de utilizar la linaza, remójala en agua caliente durante la noche.

Pan de salvado fresco o tostado

Mermelada de tomate, frutilla o frambuesa

Media mañana

1 pote de yogur con salvado

Almuerzo y cena

Sopa de verdura casera con verduras picadas o licuadas

Pollo o pescado

1 porción de vegetales cocidos (espinaca, remolacha o acelga)

1 porción de vegetales crudos (lechuga, tomate, achicoria, rúcula)

Aceites para condimentar una porción generosa

Fruta fresca con cáscara o compota de frutas desecadas (antes de acostarse un vaso de jugo de compota de las frutas desecadas)

 

 

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.