conciliar trabajo y maternidad

13 Feb MUJERES EMPRENDEDORAS: CONCILIAR TRABAJO Y MATERNIDAD

Si la inserción de la mujer en el trabajo fue una lucha, hoy conciliar la vida laboral con la maternidad es todo un desafío. Sí, porque dividirse entre lo que nos apasiona y lo que más amamos en este mundo no es fácil, sobre todo cuando se está comenzando y el camino que se debe recorrer es largo y extenuante. Sin ir más lejos, una encuesta realizada por el Ministerio de Salud, afirma que el 63% de mujeres reconocen que mientras ellas no están en casa, las tareas domésticas se quedan sin hacer. Esta misma situación se repite cuando se les pregunta con qué regularidad piensan en la vida familiar durante las horas de trabajo, ya que alrededor de un 32% de mujeres aseguran hacerlo.

De esta manera -y a pesar de la extensión del postnatal y el permiso de alimentación de nuestros hijos hasta los dos años-, parece que la conciliación entre el trabajo y la vida familiar aún no se equilibra para las mujeres. Esta situación ha llevado a que muchas vean como opción para conciliar sus roles el trabajar desde la casa, emprendiendo por sí mismas. 

Muy parecido a lo que vive Chile, en España una red social llamada Club de las Malas Madres alzó la voz por todas aquellas que sentían esta falta de tiempo para estar presente con sus hijos. La idea, que fue creada por Laura Baena, alcanzó en poco tiempo más de 170 mil seguidores en Facebook y 29,5K en Twitter, número de seguidores que hoy le permite ser un nexo entre las madres emprendedoras y el Congreso de ese país. 

En este sentido la evolución tecnológica ayuda a que carreras relacionadas con las comunicaciones, publicidad, diseño, entre otras, puedan hacer uso de las redes sociales y comenzar de a poco a generar redes para construir su propio negocio. Y así hacer más llevadera la maternidad con la vida laboral. Porque al fin y al cabo, hay vida después de la maternidad, pero encontrar el equilibrio no es fácil, sobre todo en una sociedad que no lo comprende, y en jefes que no apoyan la ausencia física dentro de la empresa. 

La conciliación como tal no existe, y en un mundo en el que también hay que mantenerse, el emprender desde la casa puede ser la mejor opción para mantener nuestros ingresos y no dejar de ver a nuestros hijos crecer.

Consejos para lograr un emprendimiento seguro

 

En Estados Unidos, tres brillantes mujeres se ganaron el reconocimiento de todos al crear plataformas sociales que no sólo hablan de ellas mismas, sino también ofrecen productos útiles a la sociedad. Estas jóvenes mujeres que además de emprendedoras son madres solteras, le han doblado la mano al destino y a sus antiguos jefes, que no permitieron conciliar su rol laboral con la maternidad. Hoy, cada una de ellas ofrece un consejo para no morir en el intento y sacar adelante el emprendimiento. 

Lisa Stone de BlogHer, sugiere como mejor consejo el alejarse de las personas tóxicas, o aquellas que te dicen que tu emprendimiento es una locura. En este sentido, la creadora de la red social cuenta que este entorno lo único que hace es debilitar la confianza que tienes en ti misma. 

La creadora de la marca  Fleurty Girl, Lauren Thom, se gastó su devolución de impuesto de tan solo 2 mil dólares para desarrollar su emprendimiento. Y aún así, hoy en día es una de las mujeres más exitosas de Orleans. Para ella, no hay mejor secreto que incluir a nuestros hijos o familia en el emprendimiento. Después de todo, son ellos nuestro mayor impulso para crear y seguir adelante en momento difíciles.

Karla Campos fundó Social Media Sass, una plataforma que ayuda a pequeñas empresas a insertarse en el marketing digital. Para esta madre de tres hijos, el mejor consejo es tomarse la vida y el trabajo con humor. Los niños nunca dejarán trabajar en paz, pero el hecho de poder explicarles y compartir con ellos el trabajo, ayuda a llevar una vida más equilibrada y sin tanto estrés. 

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.