22 Ene CÓMO SELECCIONAR UN BUEN DESTINO DE VACACIONES CON NIÑOS

Antes de salir de vacaciones en familia, la principal preocupación de los padres es la elección del destino para viajar con bebés y niños. Sin duda que el deseo es divertirse, acercarse a ellos y descansar. No obstante, es importante saber elegir un lugar que cumpla con todos los requisitos infantiles.

¿En qué te debes fijar?

  1. Antes de elegir el destino: hay que considerar las limitaciones naturales de un niño. Cuanto más pequeño, más dificultades tendrá, por ejemplo, de caminar mucho, de subir y bajar, del calor o el frío, etc.
  2. El alojamiento: sin duda que cuando estabas soltera partías con una mochila y decías, “y ahí vemos dónde alojamos”, pero con niños es diferente. Una cabaña o departamento puede que sea la mejor solución para una familia, ya que es más económico y permite gozar de mayor privacidad que en un hotel, por ejemplo.
  3. Si el viaje está organizado para una fecha peak, es mejor hacer las reservas con la debida anticipación y confirmarlas el día anterior. Así se evita estar más tiempo del necesario en el aeropuerto con el bebé. Sobre todo, hay que asegurar de que el pasaje sea de una línea aérea que no esté en huelga o con otros problemas.
  4. Al llegar: deja que los niños se familiaricen con las áreas que utilizarán durante el período de las vacaciones: la piscina, la playa, el parque, la plaza, los juegos, etc. Así estarán más seguros y tú más tranquila.

Qué lugares visitar

  • Playa: si van a algún all inclusive, recuerda que hay complejos especializados para la entretención familiar, de lo contrario, tus niños se aburrirán y tendrás que estar metida en la piscina o a la orilla de la playa todas las vacaciones. Sin duda esta opción combina diversión y entretenimiento. (Algunas ideas en Mamá Viajera)
  • Actividades en museos: a simple vista parece que pasar un día en el museo puede ser que carezca de atractivo para los niños, pero nada más lejos de la realidad, ya que hoy en día se organizan infinitas actividades dedicadas a toda la familia. Además hay museos donde los niños pueden interactuar, preparar deliciosas recetas o museos sobre muñecas y juguetes.
  • Parques temáticos: un parque temático siempre es sinónimo de diversión. Un lugar donde tanto pequeños como mayores siempre encuentran una atracción a su gusto.
  • Naturaleza y medio ambiente: mantener a los niños en contacto con la naturaleza y el medio ambiente es una de las mejores alternativas. Fuera de presiones y ataduras, los niños corren y se divierten a sus anchas. A los niños les encantan los animales y el contacto con el entorno natural.

¿Tiene algún dato imperdible que compartir, de algunas vacaciones inolvidables junto a tus hijos? Cuéntanos!

Fotografía: Padres o nones

Etiquetas:
, ,
Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.