claves para hacer un huerto casero

21 Ago CLAVES PARA HACER UN HUERTO CASERO FAMILIAR

Se acerca la primavera y con ello, el tiempo de planificar cómo hacer un huerto casero junto a la familia. Esta actividad suele ser una de las más interesantes y entretenidas sobretodo para los más pequeños de la casa. Por eso, te entregamos algunos consejos de cómo hacer un huerto casero, que te permitirán lograr el objetivo.

Claves para hacer un huerto casero

 
Antes de empezar debes preguntarte: ¿Dónde instalar un huerto en casa? ¿Con qué tipo de agua regarlo? ¿Se puede llegar y comer las frutas y verduras que produce un huerto casero?

Para dar respuesta a estas preguntas. Una ingeniera en alimentos nos explica los cuidados que hay que tener con el terreno de plantación para que los productos estén libres de plagas y bacterias.

Aunque un huerto casero produce productos muy saludables, siempre hay que tener cuidado para mantener las frutas y verduras en perfecto estado. Para que luego sean comestibles para los seres humanos sin provocar problemas o enfermedades.

Claudia Narbona, docente de Agronomía y de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, especifica cuidados para crear un huerto casero con óptimas condiciones sanitarias:

–    Ubícalo en un lugar soleado. Ello,disminuye la posibilidad de acumulación de humedad y el desarrollo de hongos y bacterias.

–    Asegúrate de que cuente con un buen drenaje de agua para evitar el exceso de humedad.

–    Preocúpate de que al lugar no tengan acceso perros o gatos, ya que esos animales lo pueden usar para hacer sus necesidades.
–    Planta diversas especies de hortalizas, de modo que las plagas no se expandan a todas ellas. Por ejemplo, se recomienda tener una hilera de tomate, una de perejil, una de zanahoria, etc.

–    Trata que la parte comestible no toque el suelo.

–    Limpia los restos de plantas (hojas) y elimina las partes de las plantas afectadas, evitando el desarrollo de hongos.
–    Usa sólo agua potable para el riego del huerto.

–    Usa pesticidas y fungicidas de tipo natural. Son especiales para evitar el desarrollo de hongos, pulgones y hormigas. Además no afectan el estado de las plantas. Estos pesticidas naturales se pueden preparar con infusiones de productos como ajo, cebolla y lavanda, entre otros.

 

También te puede interesar: Montessori: Enséñale el cuidado de las plantas a tus hijos

 

Consejos para mantener las condiciones sanitarias del huerto casero

Mantener excelentes condiciones sanitarias en un huerto casero es de extrema importancia. Uno de los puntos a tomar en cuenta para cumplir con ese objetivo es fijarse bien en qué tipo de fertilizante se utiliza.

“Es importante tener cuidado al usar fertilizante, ya que este elemento puede hacer perder la inocuidad a las plantas. Los fertilizantes a utilizar en un huerto casero deben ser colocados en las bases de las plantas y no sobre ellas (hojas). Ello, ya que los agentes químicos quedarán en éstas, pudiendo pasar a constituirse en un peligro químico. Por ende, si se desea evitar el desarrollo de plagas, como pulgones y hongos, entre otros, y mantener la inocuidad de los alimentos, es recomendable el uso de productos naturales y no tanto de químicos”, explica.

El agua potable…

Otro de los elementos a tomar en cuenta es que se debe regar con agua potable para mantener un óptimo estado sanitario. “Se debe considerar que si el agua de riego no es potable, la posibilidad de bacterias es alta. Siendo principalmente la Escherichia coli la más recurrente, por ser originaria de las heces de los animales de sangre caliente”, advierte.

La académica recalca que cualquier alimento que esté expuesto a condiciones ambientales se transforma en una fuente de transmisión de alguna enfermedad alimentaria. Por ello, se debe estar muy atentos a la aparición de algún elemento extraño en el huerto.

“Los principales riesgos que tenemos son los hongos, que al ser consumidos nos generan infecciones, alergias y problemas respiratorios. Entre los principales hongos tenemos Alternaria, Fusarium, Botrytis, que se presentan en lechugas, tomates, zanahorias, zapallos y pepinos, entre otros. Lo rescatable es que al ser una flora exógena saprófita, su presencia se puede visualizar en las plantas”, indica.

Antes de consumir…

 

La especialista asegura que aunque se hayan tomado todas las precauciones del caso siempre es bueno evitar cualquier mal rato. “Si para desarrollar un huerto casero la persona ha considerado todas las indicaciones dadas, todo lo que consuma de su huerta no le provocará daño. Sin embargo, no hay que dejar de considerar que existen otros tipos de problemas. Por ejemplo, las heces de los pájaros, moscas, etc. La recomendación es siempre lavar y sanitizar las verduras. Se puede hacer de forma doméstica al introducir una cucharadita de cloro al lavadero con ¾ de agua durante tres minutos y luego enjuagar”, concluye la docente de la Universidad del Pacífico

Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.