17 Abr BENEFICIOS DEL YOGA EN LOS NIÑOS

La unión de la relajación con el juego son la mezcla perfecta para que nuestros hijos puedan realizar una actividad entretenida con efectos positivos, por eso conoce los beneficios del yoga en los niños.

Los padres siempre estamos averiguando y buscando actividades entretenidas para que nuestros hijos puedan realizar. El yoga para niños puede ser una buena opción para unir juego, relajación, concentración y equilibrio.

Beneficios del yoga en los niños

 

La instructora de yoga infantil de Surya College, Valeria Ortiz, nos dará a conocer los beneficios del yoga para los niños. En el ámbito emocional, físico y energético. 

En lo emocional:

  • Otorga mecanismos de resiliencia, protección y fortaleza que despiertan y refuerzan su confianza y autoestima.
  • Enriquece la capacidad de tolerancia frente a la frustración.
  • Encauza sentimientos y emociones, promoviendo interacciones positivas con su entorno, motivándolos a experimentar y aprender.

En lo físico:

  • Promueve hábitos respiratorios y posturales correctos.
  • Mejora la atención y concentración.
  • Incrementa flexibilidad, aumenta fuerza y desarrolla equilibrio corporal.
  • Desarrolla coordinación y fortalece sistema inmunológico.
  • Incrementa la capacidad pulmonar oxigenando la sangre, y por ende, el cerebro.
  • Activa el metabolismo ayudando a una buena digestión.

En lo energético:

  • Ayuda a eliminar estrés, ansiedad y despeja la mente, permitiendo al niño estar calmado, en paz y en control de sus pensamientos.
  • Despierta la creatividad y el pensamiento mágico y divergente, preservando lo lúdico del desarrollo infantil, y por ende, la compenetración consigo mismos y su entorno.
  • Desarrolla su espiritualidad.

En casa: ¿Cómo promover los beneficios del yoga en los niños?  

 

“Se puede practicar yoga desde diversos enfoques. En el caso de niños entre 3 y 6 años  se puede hacer a través de juegos que involucren magia, creatividad, personajes imaginarios, así se promueve su pensamiento lúdico. En cambio  los niños mayores de 7 años  necesitan más desafío, por lo tanto pueden realizar juegos de posturas de yoga”, explica la instructora.

Enseñar hábitos respiratorios a la vez para que controlen sus emociones. «Por ejemplo, cuando tienen una rabieta es importante enseñarles a respirar profunda y calmadamente. Existen tipos de respiraciones que ayudan a activar su organismo. Si el niño está un poco decaído y sin ánimo, puede realizar una respiración más corta y activante”,, sugiere Valeria.

Por último, “pueden realizar actividades que desarrollen su concentración, a través de esto logran meditar activamente. Por ejemplo, pintar y tejer mandalas, hacer manualidades, observar una botella con brillos acostados para relajarse y rozarlos con una tela suave. Sólo hay que ser creativos, ayudarlos a concentrarse en su actividad”, manifiesta la profesora.

¿Cuáles son las posturas recomendadas para los niños?  

 

Las posturas más utilizadas son:

El perro boca abajo o Adho Mukha

El Árbol o Vkrsasana

La Serpiente

La Vaca

El Gato

Lo recomendable es que los niños practiquen a lo menos una vez por semana. Es más beneficioso si se realiza más seguido, para no perder la conexión. El yoga no tiene edad, en los niños autónomos es ideal es comenzar desde los 3 años. En esta etapa ya están un poco más maduros y mejor capacitados para seguir instrucciones y concentración”, finaliza la especialista.

Ya lo saben, la práctica del yoga puede ser una actividad sumamente divertida para los niños. ¡Te aseguro que les encantará!

Instructoras de Yoga Infantil en Santiago:

Valeria Ortiz  +569 98743800 o vallella@gmail.com

 

Etiquetas:
Comparte este artículo:
Sin Comentarios

Agregar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.